16 abr. 2009

Es absurdo y estúpido competir

"Sé el último... Mantente el último, disfrútalo..., porque estar el último es un espacio muy hermoso, nadie compite por ello, nadie viene a pelear contigo. Ya eres el último...

Si eres el último, te dejan a solas, nadie viene a molestarte, simplemente puedes ser tú mismo. Cuando estás preparado para ser el último, puedes estar en el presente —nunca de otra manera. Si quieres ser el primero, tendrás que mantenerte en el futuro, porque tendrás que pensar: "¿Cómo ser el primero? ¿Cómo sacar a esa gente que ya está allí para hacerme un sitio yo? ¿Cómo luchar? ¿Cómo arreglármelas? ¿Qué hacer? ¿Qué no hacer?", estarás en el futuro. Tratar de ser el primero es estar en el futuro: si quieres ser el primero, tendrás que proyectar, preocuparte por el futuro. Y ¿de dónde vas a tomar las ideas? —del pasado. Así pues, seguirás estando en el pasado y en el futuro, y continuarás perdiéndote el presente.

El presente es lo único que existe. Ahora es el único tiempo real.

Alguien que ya esté preparado para ser el último —no como estrategia para ser el primero, sino como comprensión de que es absurdo y estúpido competir... ¿Cuál es el punto de todo ello? ¿Por qué no disfrutar de la vida? Sólo puedes hacer una cosa: o bien puedes competir o celebrar. Si compites, no puedes celebrar; si celebras, no puedes competir; es la misma energía. O bien disfrutas o luchas. O amas o peleas; ambas cosas juntas no es posible...


Ser el último significa no tener el deseo de ser el primero. Este es el significado. Ser el último quiere decir abandonar las comparaciones, la competición, la agresión y la arrogancia. Uno empieza a disfrutar de este momento —su paz, su dicha, su bendición. Uno está completamente deleitado porque puede respirar, porque puede ver las flores, puede observar a los pájaros, puede escuchar la canción de los pájaros o la lluvia caer en el tejado, o el olor a tierra mojada —pequeñas cosas".

Osho, El significado oculto de los evangelios
http://osho-maestro.blogspot.com/