14 abr. 2009

Todo crecimiento es posible en el peligro y el riesgo

"El mundo sería totalmente diferente si las madres pudieran volverse un poco más comprensivas. No lo son, y nadie puede decírselo, porque son tan cariñosas... ahí está el problema. Detrás del amor se oculta tanto que no es amor. El amor se convierte en un cobijo para muchas cosas que no tienen nada que ver con el amor.

Vuestra madre podrá haber sido muy cariñosa y habrá hecho todo lo que estaba a su alcance. Debía pensar que os creaba una vida feliz... toda­vía piensa que trata de haceros una vida feliz. Pero nadie puede hacer feliz a alguien, nadie.

Así que dejad que vuestros hijos crezcan en libertad. Desde luego que es arriesgado, pero ¿qué se puede hacer? La vida es un riesgo, pero todo crecimiento es posible en el peligro y el riesgo. No los protejáis demasiado o se convertirán en plantas de invernadero... casi inútiles. Dejad que sean salvajes. Dejad que luchen en la vida, dejad que crezcan solos y siempre os estarán agradecidos. Y siempre seréis felices porque más adelante veréis en ellos esa vitalidad".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/