10 abr. 2009

La oración no es una formalidad, la oración es una cualidad que tú le pones a algo

"Un hombre para ser feliz no necesita rezar,
la oración es un pobre sucedáneo.
Un hombre feliz no necesita meditar.
Un hombre feliz
puede vivir el momento felizmente,
ha hecho lo máximo que se puede hacer.
Para él todo es bendito y sagrado.
Puede comer
de tal forma que el comer
se convierta en oración.
Puede amar a un hombre
de tal forma que el amar
se convierta en oración.
Puede cavar una zanja en el jardín
de tal forma que el cavar
se convierta en oración.
La oración no es una formalidad,
la oración es una cualidad que tú le pones a algo".

Osho, Encuentros con personas notables
http://osho-maestro.blogspot.com/