29 ene. 2010

Cuando tengo hambre, como, y cuando tengo sueño, duermo

"Y Bankei le afirma: "Aquí sólo conocemos un milagro, y es que, cuando tengo hambre, como, y cuando tengo sueño, duermo. Sólo eso". No se trata de un gran milagro.

Tu mente dirá: "¿Qué clase de milagro es ése?". No es algo por lo que estar orgulloso". Pero te digo que lo que dijo Bankei es la verdad...

Dice: "Cuando tengo hambre, como". ¿Es eso tan difícil como para decir que es un milagro? Yo digo que para ti lo es; para la mente no interferir es la más difícil de las cosas. Cuando sientes hambre, la mente dice: "No, hoy es un día de observancia religiosa y estoy ayunando". Cuando no tienes hambre, la mente dice: "Come, porque ésta es la hora a la que comes siempre". Y cuando el estómago está demasiado lleno, la mente dice: "Sigue comiendo, la comida está deliciosa". Tu mente interfiere.

¿Qué es lo que dice Bankei?: "Mi mente ya no interfiere. Cuando tengo hambre, como, cuando no tengo hambre, no como". El comer se ha convertido en algo espontáneo, la mente ya no interfiere continuamente. "Cuando tengo sueño, duermo". No, tú no haces eso. Te vas a dormir como si se tratara de un ritual, no cuando tienes sueño....

Bankei dice: "Fluyo con la naturaleza; sea lo que fuere que sienta todo mi ser, lo hago". No hay una mente fragmentaria que manipule, la manipulación es el problema. Tú sigues manipulando y esa perturbación, esa interferencia, esa manipulación de la mente es el problema".

Osho, Un pájaro al viento. La sabiduría del zen
http://osho-maestro.blogspot.com/