19 ene. 2010

La persona creativa nunca come en exceso

"El odio parece ser más poderoso, mucho más poderoso, y tiene más influencia sobre la mente humana que el amor.

¿No te has dado cuenta de que ocurre en todas partes? Cuando un país va a la guerra, el país se une. Cuando el país no está en guerra, no hay unidad. Cuando tu familia lucha con otra familia os unís, mostráis mucho amor por los miembros de la familia. Pero cuando no hay lucha, no hay odio, no hay guerra, empezáis a luchar en el seno de la familia...

Las personas permanecen unidas sólo cuando odian. El odio es una de las mayores pasiones que hay en el mundo. Las personas creativas son muy pocas y están dispersas. Un pintor, un poeta, un bailarín, un cantante; hay muy pocos creadores, uno por cada millón. ¿Y el resto de la gente? Son personas destructivas. Y la destrucción tiene muchas maneras de mostrarse. Puede que no seas capaz de verlo, porque a veces ocurre que uno se ha acostumbrado a ella. Por ejemplo, a una persona le encanta estar comiendo a todas horas y no hace más que atiborrarse de comida. Es destructiva; simplemente disfruta con el hecho de destruir la comida... Ninguna persona creativa come tanto, no puede...

Tus dientes son tu violencia condensada. Si no los puedes utilizar, la única forma para un hombre civilizado consiste en seguir comiendo, seguir atiborrándose de comida. La persona creativa nunca come en exceso. Y cuando alguien se me acerca y me dice: "¿Cómo puedo parar de comer? ¿Cómo parar? Mi cuerpo se está poniendo feo, está acumulando mucha grasa, ¿qué puedo hacer?". Mi sugerencia es que no podrás parar, a menos que te vuelvas creativo. Hacer dieta no te servirá; tarde o temprano empezarás a comer de nuevo con saña. A menos que tus energías se vuelvan creativas, seguirás haciéndolo; seguirás atiborrándote de comida".

Osho, La revolución. Sobre la poesía y las canciones de Kabir
http://osho-maestro.blogspot.com/