23 ene. 2010

La vida es un viaje desconocido

"Recordad que, a menudo, la vida no finaliza de la misma manera que ha empezado. El final siempre es desconocido; siempre es invisible. Casi todo lo que creemos que pasará acaba no sucediendo. La vida es un viaje desconocido. Por ello, a pesar de lo que se crea en los primeros momentos de la vida, en los primeros instantes de cualquier circunstancia, no siempre resultará siendo lo que ocurra al final. Podemos empeñarnos en querer dar forma a nuestro destino, pero nunca seremos quienes lo decidamos. El resultado siempre es diferente...

Pero la vida nunca discurre según unos principios rígidos. La vida es un fenómeno muy extraordinario. Nunca recorre vías de ferrocarril, ni fluye como la corriente del Ganges, y su curso nunca puede predeterminarse. Y cuando lo desconocido e invisible irrumpe, altera todo aquello que se planeó, todo lo que el hombre había tramado, todo lo pensado por su mente, todo... queda patas arriba...

Si observamos nuestras vidas en retrospectiva, veremos que todo aquello que intentamos que sucediese acabó yéndose al traste. Cuando esperábamos el éxito, hallamos el fracaso; nunca alcanzamos aquello que anhelaban nuestros corazones. Esperamos felicidad como resultado de obtener algo, pero cuando lo conseguimos, nos llevó a la tristeza. Y eso que nunca habíamos soñado poseer, con sólo vislumbrarlo, nos abrió a corrientes de alegría y felicidad. Todo se desbarata".

Osho, Guerra y paz interiores
http://osho-maestro.blogspot.com/