1 oct. 2011

El sannyasin vive maravillosamente y muere maravillosamente

"El hombre vivirá como un fracasado si no encuentra la dicha.  Toda su vida no será más que frustración y fracaso, una decepción palpable.  Puedes verlo en los rostros de la gente; a medida que envejecen, va aumentando su tristeza; a medida que envejecen, comienzan a enfadarse mucho, a enfadarse con la vida porque ha destrozado sus sueños. La culpa no es de la vida, ellos mismos son los responsables. Estaban intentando conseguir cosas que no tenían sentido: dinero, poder, prestigio.

Si no las logras, te sientes frustrado, si las logras, te sientes más frustrado aún. De hecho, el que no las ha logrado está en una situación mejor porque todavía puede mantener la esperanza. Puede que un día las consiga y todo esté bien.  El que las logra está completamente deprimido porque ya no tiene esperanza. Se ha jugado todo en esas cosas estúpidas; toda su vida se ha ido en conseguir esa basura y está tan insatisfecho como antes.

La dicha es algo que proviene del interior, absolutamente individual, personal; puedes encontrarla en tu interior; no hace falta nadie más. Una vez que la encuentras eres victorioso. Entonces la vida tiene un gran esplendor. Entonces todo el cielo de tu ser está lleno de estrellas.

Cuando sabes que no has vivido en vano, incluso la muerte es bella. Entonces no mueres a pesar tuyo, mueres completamente dichoso. Entonces la muerte no es más que un descanso. Has florecido, has liberado tu fragancia, ahora ha llegado el momento de descansar, de desaparecer en el todo. El sannyasin vive maravillosamente y muere maravillosamente. Su vida es una celebración y su muerte es una celebración suprema".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/