10 oct. 2011

Si lo comprendes, el mundo es un gran pretexto de Dios para volverte más consciente

"Cuando tu conciencia se convierte en un factor estable, integrado, cristaliza dentro de ti, entonces puedes contar con ella... Ahora mismo no puedes contar con ella. Vas caminando muy consciente, pero si alguien te ataca desaparece toda la conciencia de golpe; no es fiable. Alguien dice simplemente una palabra, te dice: "¿eres idiota?" y desaparece la conciencia. Basta la palabra "idiota" para que tus ojos se inyecten de sangre y estés listo para matar o morir...

Puedes ir a los Himalayas, sentarte en una cueva..., nadie va a ir hasta allí para llamarte idiota. ¿Quién se va a tomar la molestia de ir hasta una cueva de los Himalayas para llamarte idiota? Claro que no te vas a enfadar. Tu grado de conciencia en una cueva de los Himalayas no tiene mucho mérito; puesto que no la pones a prueba no hay posibilidad de destruirla. Por tanto, Kabir dice: estate en el mundo. No seas de este mundo, pero estate en este mundo, vive en el mundo. Vive las situaciones ordinarias, donde todo es una provocación para que seas inconsciente y donde todo el mundo te ayuda a ser consciente.

Si lo comprendes, el mundo es un gran pretexto de Dios para volverte más consciente. Tu enemigo es tu amigo, las maldiciones son bendiciones y la desdicha puede convertirse en dicha. Sólo depende de una cosa: que tengas la llave de la conciencia. Entonces podrás transformar en oro cualquier cosa. Si alguien te está insultando, este es el momento de estar alerta. Si tu mujer mira a alguien y te duele, este es el momento de estar alerta. Cuando estás triste, abatido, deprimido, cuando sientes que todo el mundo está en tu contra, este es el momento de estar alerta. Cuando estás rodeado de la noche oscura, este es el momento de que tu llama esté encendida. Comprobarás que todas las situaciones se pueden aprovechar, se presentan con esa finalidad".

Osho, El libro de los Chakras
http://osho-maestro.blogspot.com/