26 oct. 2011

Para estar loco tienes que ser una persona muy seria

"El mundo se ha vuelto cada vez más serio. De ahí que haya tantos casos de cáncer, enfermedades del corazón, tanta hipertensión arterial y tanta locura. El mundo ha sido obligado a ir a un extremo. Hay que ser un poco tontos también.  Reír un poco, ser como un niño. Disfrutar un poco, no tener una cara seria en todas partes y descubrir de un momento a otro que un problema de salud más delicado surge en ti.

¿Alguna vez has oído hablar de un tonto que se haya vuelto loco?  Nunca ha sucedido... Un tonto no se puede volver loco, porque para estar loco tienes que ser una persona muy seria.

También he estado investigando para ver si los tontos tienden de algún modo a ser más saludables que los llamados sabios. Y es así: los tontos son más saludables que los llamados sabios. Viven en el momento y saben que son tontos, así que no les preocupa lo que otros piensen de ellos. Esa preocupación se convierte en un fenómeno canceroso en la mente y en el cuerpo. Viven mucho tiempo y tienen la última risa.

Recuerden que la vida debe ser un profundo equilibrio, un equilibrio muy profundo. Entonces, justo en el centro, tú escapas. La energía se eleva muy alto y comienzas a moverte hacia arriba. Y esto sucede con todos los opuestos.  No seas un hombre y no seas una mujer: sé ambos para que no puedas ser ninguno. No seas un sabio, no seas un tonto: sé ambos para que puedas ir más allá".

Osho, Palabras de fuego. Reflexiones sobre Jesús de Nazaret
http://osho-maestro.blogspot.com/