21 oct. 2012

El que no está dispuesto a fracasar nunca lo intentará

     "El robópata en realidad es pobre. Puede tener tanto dinero como el que más, pero es pobre. Su vida es unidimensional. Siempre vive al mínimo, cerca del mínimo. Hace lo menos posible porque así puede ser más perfecto. Si haces muchas cosas, no puedes ser perfecto, como es natural.
     El hombre real es rico. Comete muchos errores  --por supuesto, nunca comete el mismo error dos veces--, pero se embarca en nuevas aventuras, siempre busca lo nuevo. Está dispuesto a perderse. El perfeccionista no está dispuesto a perderse. No puede aprender porque aprender causa problemas; por eso, como se puede ver, los niños aprenden mucho, los adultos no pueden. Los adultos se vuelven perfeccionistas, se vuelven robópatas. Los niños todavía no han sido entrenados para eso; están dispuestos a aprender...
     ¿Pero por qué el niño está dispuesto a aprender?  Porque está dispuesto a cometer errores, no le preocupa su imagen. Él puede intentarlo. Aunque fracase, está dispuesto a fracasar. El que no está dispuesto a fracasar nunca lo intentará".

Osho, Sufíes: la gente del camino
http://osho-maestro.blogspot.com/