4 oct. 2012

Para mí tanto la vida como la muerte son hermosas; son dos aspectos de la misma energía

     "Yo no voy a dar ningún consuelo a nadie. Yo sólo doy la verdad, y la muerte es tan verdad como la vida. Pero la gente vive con esta idea de que la muerte es algo perjudicial, algo que ha de ser evitado; que está bien evitarla mientras se pueda. Que uno ha de vivir no importa cómo, aunque sea a rastras. Que aunque la vida no tenga sentido, uno ha de seguir viviendo. Se puede estar sufriendo, se puede estar paralizado, se puede estar loco. Puede que uno no sea de utilidad para nadie, puede que sea una carga para sí mismo y cada instante ser un desagradable sufrimiento, pero aún así uno ha de vivir como si la vida estuviera dotada de algún valor intrínseco.  Esta es la idea que la gente acarrea en su mente: que la muerte es un tabú. Pero para mí no lo es.  Para mí tanto la vida como la muerte son hermosas; son dos aspectos de la misma energía.
     Así que tengo que ayudaros a vivir y tengo que ayudaros a morir, esa es mi manera de protegeros. Que esto esté completamente claro, de otro modo siempre te confundirás. Alguien está enfermo, un sannyasin se enferma y comienza a preguntarse si puede confiar en mí, puesto que se ha puesto enfermo. Yo no estoy aquí para protegeros de la enfermedad. Yo estoy aquí para ayudaros a comprender la enfermedad, para que la atraveséis silenciosamente, atestiguándola, observándola imperturbablemente. La enfermedad es parte de la vida...
     La muerte puede ser una gran gloria, puede ser una gran cumbre. La muerte siempre perturba a la gente porque se la rechaza. Tú tienes un rechazo, estás en contra de la muerte. Tú no quieres morir, te gustaría permanecer por siempre jamás; pero eso no es posible".

Osho, De la medicación a la meditación 
http://osho-maestro.blogspot.com/