17 may. 2013

El amor nunca sospecha; el amor nunca es celoso. El amor nunca interfiere con la libertad del otro. El amor nunca se impone. El amor da libertad, y esa libertad es posible sólo si hay espacio en su unión

     "Recuerda esta afirmación...que haya espacios en vuestra unión.
     Permanezcan juntos pero no intenten dominar, no intenten poseer y no destruyan la individualidad del otro. Eso está ocurriendo en todas partes. Pero los esclavos no pueden ser felices. Han perdido su integridad, su individualidad. Se han vendido.
     Así que cuando vivan juntos, que haya espacios...El marido llega tarde a casa; no hay necesidad de que la esposa le pregunte dónde ha estado o por qué llega tarde. Él tiene su propio espacio; es un individuo libre. Dos individuos libres viven juntos y ninguno de ellos invade el espacio del otro. Si la esposa llega tarde, no hay necesidad de preguntarle: "¿Dónde has estado?" ¿Quién eres tú?  Ella tiene su propio espacio, su propia libertad.
     Pero tales cosas ocurren cada día, en cada hogar. Se pelean por pequeñeces, pero en lo más profundo, la cuestión es que no están dispuestos a permitirle al otro disfrutar de su propio espacio...
     ¿Qué clase de amor es ese que siempre genera sospechas, que siempre teme los celos? Si tu esposa te ve con otra mujer  --sólo riendo, charlando--  es suficiente para dañarte toda la noche. Te vas a arrepentir: es demasiado a cambio de un poco de risa. Si el marido ve a la esposa con otro hombre y ella parece más alegre, más feliz, es suficiente para crear un conflicto.
     Las personas no son conscientes de que no saben qué es el amor. El amor nunca sospecha; el amor nunca es celoso. El amor nunca interfiere con la libertad del otro. El amor nunca se impone. El amor da libertad, y esa libertad es posible sólo si hay espacio en su unión...
     Parece que los maridos y las esposas se juntan para hacer más triste su vida, para arruinársela. La razón es que no comprenden el significado del amor.
     Pero que haya espacio en vuestra unión... no es contradictorio. Cuanto más espacio se den mutuamente, más juntos están. Cuanta más libertad se den mutuamente, más íntimos son. Pero no enemigos íntimos sino amigos íntimos".

Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran
http://osho-maestro.blogspot.com