15 may. 2013

Zorba es tan sólo una flor, Buda es el fruto. Si no tienes ambos, no estás completo, falta algo; siempre habrá un vacío en tu corazón, un rincón oscuro

     "Las flores son bellas. Puedes disfrutarlas, apreciarlas, pero no te nutren; no pueden convertirse en tu alimento. Puedes usarlas para decorar, pero no pueden convertirse en tu sangre, en tus huesos y en tu médula... 
     No te detengas en el placer. Adelante te espera mucho más. Disfruta las flores, recoge las flores, haz una guirnalda con las flores, pero recuerda: también hay frutos.  Y el fruto de tu madurez no es el placer; el fruto es la dicha.
     El placer es sólo el comienzo, el árbol está listo. Las flores son una canción que anuncia que el árbol está fecundo, y los frutos llegarán muy pronto.
     No te pierdas en los placeres, pero tampoco les huyas. Disfrútalos pero recuerda: la vida es mucho más que placeres.
     La vida no termina con el placer, sólo comienza con él; el fruto es la dicha. Pero el placer te da una muestra de lo que está por venir. Te brinda un sueño, un anhelo de tener más; es una promesa...
     Zorba es tan sólo una flor, Buda es el fruto. Si no tienes ambos, no estás completo, falta algo; siempre habrá un vacío en tu corazón, un rincón oscuro. A no ser que Buda y Zorba bailen juntos en tu ser  --la flor y el fruto, el comienzo y el final--  no conocerás el verdadero sentido de la existencia.
     El sentido de la existencia no debe buscarse con el intelecto; debe experimentarse en la vida... 
     No te muevas de espaldas al placer; deja que el placer sea tu flecha desplazándose hacia las estrellas".

Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran
http://osho-maestro.blogspot.com