23 abr. 2014

Cuando trabajas con personas, estás trabajando en Dios. Estás en un templo, estás con lo más sagrado, con la más alta evolución que ha tenido lugar.

          "Como norma, siempre que trabajes en grupo entrégate totalmente, no te reserves nada, trabaja como si fuera a ser tu último grupo.
          Uno debería trabajar siempre de esa manera... esa es la única forma de ser creativo. Si estás pintando un cuadro, pinta como si te fueras a morir, como si ese fuera a ser tu último cuadro. Reúne todas tus energías, todo tu conocimiento, toda tu experiencia, todo lo que has amado y has vivido. Reúnelo en una esencia, porque ese será tu testamento. Ese cuadro será el testamento de todo tu concepto vital.
          Y lo mismo ocurre con las cosas insignificantes. Si estás bebiendo un té, bebe como si fuera a ser el último. Saboréalo totalmente... en profunda reverencia, en silencio y en oración.
          Cuando pintas, trabajas sobre un  lienzo, trabajas sobre una cosa muerta. Pero cuando trabajas con personas, estás trabajando en Dios. Estás en un templo, estás con lo más sagrado, con la más alta evolución que ha tenido lugar. En el hombre, el mundo es de otro mundo, ha ocurrido el milagro...
          Así que trata a cada ser humano como si fuera un dios, no menos que eso; es mejor que te excedas a que te quedes corto. Ponle toda tu energía y, de ese modo, cada experiencia supondrá para ti una auténtica explosión...
          Después del grupo, descansa durante dos días, permanece en silencio y no hables. Haz una dieta de zumo, de cosas muy ligeras. A través de la actividad, alcanza un polo, llega todo lo lejos que puedas, todo lo lejos que permitan los límites humanos, lo más lejos posible. Después, relájate y permite que la energía se dirija al interior. Cuanto más lejos vayas, más profundo será tu silencio, siempre estará en proporción. Estos son los dos polos; entre ellos se encuentra el ritmo de la vida, la canción, la danza...
          Y no te quejes nunca, la vida siempre te da aquello que te has ganado. En la existencia no hay injusticia, es totalmente justa".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes