20 abr. 2014

La vida existe en la vulnerabilidad...en el peligro, en la inseguridad.

          "La existencia en el cuerpo es muy precaria. En cualquier momento basta con un poco más de oxígeno, o un poco menos, ¡y habéis desaparecido! Un poco menos de azúcar en la sangre y os habéis marchado... ¡Una leve disfunción en el cerebro y no existís!
          La vida existe en la vulnerabilidad...en el peligro, en la inseguridad. No hay seguridad y no puede haberla. La seguridad sólo es para las personas muertas. Son muy fuertes. ¿Podéis matar a un hombre muerto?  No.  ¿Podéis destruir a un hombre muerto? No. Es muy fuerte.
          Cuanto más elevada es la calidad de vida, más débil es. Contemplad una rosa, un poema, una canción, la música... ¡vibra durante un segundo y desaparece!  Mirad el amor: un momento está ahí, al siguiente no. Observad la meditación.
          A medida que ascendéis, descubriréis que las cosas se vuelven más y más vulnerables. De modo que la vulnerabilidad no tiene nada de malo; es entender cómo es la vida. Fingir ser fuerte es una tontería, porque es un error. Nadie es fuerte, nadie puede serlo; no es más que un juego del ego. Incluso Alejandro Magno no es fuerte... llega un día en que toda su fuerza se desvanece.
          Así que aprended a aceptar vuestra vulnerabilidad, y luego tendréis una profunda comprensión y un profundo flujo de energía. No la sentiréis como un problema. No lo es; es algo muy importante que está teniendo lugar".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/