11 feb. 2015

Permite que el dolor se apodere de ti...

Un sannyasin dice que está luchando: "Es algo corporal. En las charlas me siento más sensible y mi cuerpo se descontrola. Me da miedo porque me parece que me voy a poner a gritar, así que salgo de la sala".

          "Estás escapando y, a menos que te des por vencido, no desaparecerá el dolor. Lo único que tienes que hacer es rendirte ante él, déjale que se apodere de ti: llegará a un clímax en el que será prácticamente insoportable, pero no escapes, deja que ocurra. Aunque sientas que te vas a morir, muere. No lo interrumpas.
          Te entrarán ganas de gritar, así que vete lejos, al río, y deja que ocurra. Túmbate en la orilla y deja que salga el grito. No lo fuerces. Primero permite que el dolor se apodere de ti... se extenderá y se apoderará de todo tu cuerpo. Será casi como estar en el infierno. Cada vez será más intenso y sentirás que vas a morir y a explotar.
          Después te saldrá un grito que no podrás creerte que es tuyo. Será casi como de un animal, un rugido de león. Será un grito sobrenatural, como si hubieran soltado a los fantasmas. Deja que ocurra, estate totalmente presente en él y desaparecerá".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes