17 sept. 2007

Eres simplemente un testigo

"La cosa más importante que hay que recordar es que, cuando te sientas bien, en estado de éxtasis, no empieces a pensar que éste va a ser tu estado permanente.
Vive el momento con júbilo, tan gozosamente como te sea posible, sabiendo perfectamente que ha venido y se irá, tal como la brisa entra en tu casa, con toda su fragancia y frescura, y sale por la otra puerta.
Si empiezas a pensar en hacer permanentes tus momentos de gozo, estás ya empezando a destruirlos. Cuando vengan, agradécelos; cuando se vayan, queda agradecido con la existencia. Permanece abierto. Esto sucederá muchas veces. No juzgues, no escojas, permanece neutral.
Sí, habrá momentos en que te sientas desgraciado. ¿Y qué? Hay gente que sufre y no ha tenido un solo momento de gozo. Eres afortunado.
Incluso en tu sufrimiento, recuerda que esto no será permanente; también pasará. Así que no te dejes perturbar demasiado. Permanece tranquilo. Tal como el día y la noche, hay momentos de gozo y momentos de tristeza. Acéptalos como parte de la dualidad de la naturaleza, como la propia forma de ser de las cosas.
Y eres simplemente un testigo. Ni te conviertes en la felicidad ni te conviertes en la tristeza. La felicidad va y viene. Algo permanece siempre allí, por siempre jamás, y es el testigo, el que observa".

Osho
http://osho-maestro.blogspot.com/