12 sept. 2007

¡Vive espontáneamente!

"Hace unos días un joven me escribió una carta. Me preguntaba: "Lo entiendo, pero ¿cómo amar?, ¿cómo empezar una relación?, ¿cómo he de acercarme a una mujer?". Parece ridículo, pero se ha perdido la naturalidad, la espontaneidad por completo. Hoy día, ni siquiera el amor es posible sin entrenamiento. Y si te entrenas, tu amor será absolutamente repugnante, porque entonces todo lo que hagas será consecuencia de tu aprendizaje. No será auténtico. Será una representación teatral. No será la vida real; será una interpretación. Los actores fingen amar, actúan con ademanes amorosos, pero si les observas verás que ellos son los más fracasados en los asuntos del amor. Sus amores son casi siempre un fracaso. No debería ser así porque practican 24 horas al día. Practican el amor de las más distintas maneras, con muchas mujeres, a través de numerosos romances. Son amantes profesionales y deberían ser perfectos cuando se enamoran... pero cuando se enamoran, fracasan casi siempre.

La vida, la vida amorosa de los actores y actrices, es siempre un fracaso. ¿Por qué? Debido a que lo practican. Lo han practicado en exceso y ahora su corazón no funciona. Ahora continúan haciendo gestos vacíos: besan, pero sin besar de verdad. Sólo se encuentran los labios, sólo se unen los labios. Y la energía interior, la transferencia de energía interior, no se produce...

Recuérdalo: la práctica mata la vida. La vida está más viva cuando no se practica. Cuando fluye en todas direcciones sin patrones, sin disciplinas forzadas, entonces adquiere su propio orden y disciplina....

¿Qué hacer entonces? Si la ausencia de la práctica es el camino, ¿qué hacer? ¡Vive espontáneamente! ¿De qué tienes miedo? ¿Por qué temes vivir de forma espontánea? Por supuesto que surgirán muchos peligros, muchas dudas, pero eso es bueno. La vida no es como una vía de tren por la que uno se mueve siempre en la misma dirección, arriba y abajo una y otra vez. La vida es como un río; crea su propio camino. No es como un canal. Un canal no es bueno. Implica una vida de hábitos. Será peligroso... pero la vida es eso. El peligro está implícito en el vivir. Solamente una persona muerta está más allá del peligro. Por eso os convertís en cadáveres. Vuestras casas son como tumbas. Os preocupa demasiado la seguridad. Y un exceso de preocupación por la seguridad mata, porque la vida es insegura. Es así; no puedes hacer nada para evitarlo. Todas las seguridades son falsas, todas las seguridades son imaginarias. Si una mujer te ama hoy, ¿quién sabe si te querrá mañana? ¿Quién puede estar seguro del mañana?...

La vida es salvaje. El amor es salvaje. Y Dios es absolutamente salvaje. Él nunca visitará vuestros jardines; son demasiado humanos. Nunca entrará en vuestras casas, son demasiado pequeñas. Nunca le encontrarás en los caminos predeterminados. Él es salvaje.

Recuérdalo: el tantra dice que la vida es salvaje. Has de vivir todos los azares y peligros. Y es hermoso, porque entonces es una aventura".

Osho, Tantra. La suprema comprensión

http://osho-maestro.blogspot.com/