19 sept. 2007

Ese momento es de meditación

"La meditación es un proceso simple
de observar tu propia mente.
No hay que luchar con la mente,
tampoco se trata de controlarla.
Sólo hay que permanecer ahí, como un testigo que no elige.
Cualquier cosa que pase, tú simplemente tomas nota de ello
sin prejuicios en pro o en contra.
Tú no calificas
diciendo: esto no debe venir a mi mente
o éste es un pensamiento feo y
éste es un pensamiento muy bonito y virtuoso.
Tú no debes juzgar
tú debes permanecer sin juzgar
porque, cuando juzgas, pierdes la meditación.
Te llegas a identificar.
O te conviertes en amigo o enemigo.
Creas relaciones.
La meditación implica
permanecer sin relacionarse con el proceso de tu pensamiento.
Estás sin relación alguna, fresco, calmado,
observando cualquier cosa que esté pasando.
Y luego aparece el milagro:
poco a poco uno se vuelve consciente
de que menos y menos pensamientos están pasando.
Entre más consciente estés, menos pensamientos pasan.
Entre menos alerta estés, más pensamientos pasan.
Es como si el tráfico dependiera de tu atención.
Cuando estás perfectamente atento,
aunque sea por un sólo momento, todos los pensamientos paran.
Inmediatamente, hay una parada súbita
y la vía está vacía, no hay tráfico.
Ese momento es de meditación".

Osho, Eighty Four Thousand Poems
http://osho-maestro.blogspot.com/