11 abr. 2008

Si eres realmente feliz, no piensas nunca en el pasado, no piensan nunca en el futuro

Me gusta disfrutar de la vida y de sus diversiones y, aunque pienso que soy de los que hacen las cosas con desgana, no me quiero ir de aquí a menos que me eches.

"Entonces debe ser que no me has entendido bien. Yo no estoy en contra de la vida. Yo no estoy en contra de ninguna diversión. De hecho, lo que te estoy diciendo es que de la forma en que estás viviendo no estás disfrutando. De la forma en que estás viviendo sólo sueñas que disfrutas. Sólo sufres. Sigues siendo infeliz. Simplemente esperas.

La esperanza no es una diversión. La esperanza no es más que un engaño de la mente para consolarte, para convencerte de alguna manera de que el hoy ya ha pasado pero mañana todo irá bien. Hoy uno es infeliz, mañana no habrá infelicidad. Uno sueña, espera, proyecta.

El hombre que disfruta realmente está aquí-ahora. Nunca piensa en el mañana, no hay necesidad de pensar en el mañana. Si eres realmente feliz, no piensas nunca en el pasado, no piensan nunca en el futuro. ¿Qué más da? ¿Para qué? Toda tu energía se concentra en el aquí-ahora, se convierte en una danza interminable de dicha, felicidad, celebración.

Yo no estoy en contra de la vida. Yo no estoy en contra de la idea de disfrutarla. Si me has interpretado de esa manera, me has malinterpretado. Mi religión es la celebración. Mi religión es el disfrute. Mi religión es la danza..."

Osho, La búsqueda. Charlas sobre los Diez Toros del Zen
http://www.osho-maestro.blogspot.com/