3 abr. 2008

Una persona espontánea sólo necesitará una cosa, nada más, y es estar bien alerta, atento

"Vivid cada momento sin pensar, porque pensar es la máscara más profunda de todas. Te acercas a una mujer y ensayas mentalmente lo que vas a decirle: "Te amo", o "no hay nadie como tú". Si estás ensayando qué decir, no estás enamorado; de lo contrario, no hay ninguna necesidad, porque el amor hablará su propio idioma, el amor fluirá en su propia dirección: las cosas sucederán por sí mismas. Las flores florecerán, pero por sí mismas, no necesitan ensayar.

Una vez un amigo le preguntó a Mark Twain, que venía de dar una conferencia en un auditorio donde había dado una charla que había sido muy aclamada por el público:

--¿Cómo estuvo? ¿Te gustó tu charla, o no, me refiero a ti mismo?

Mark Twain dijo:

--¿Cuál charla? Por que está la que preparé, la que di y la que quería dar, ¿a cuál de ellas te refieres?

Pero así es toda vuestra vida; preparáis algo, dais otra cosa y habríais querido dar algo totalmente diferente. ¿Por qué sucede esto? ¿Por qué tanta división? Porque no sois espontáneos. Una persona espontánea sólo necesitará una cosa, nada más, y es estar bien alerta, atento. Luego responderá a partir de ese estado de plena atención. Vosotros os preparáis porque no estáis atentos, conscientes. Teméis, sois miedosos, porque ¿quién sabe con qué situación os deberéis enfrentar? "¿Seréis capaces de responder o no?". ¡El temor! Entonces os volvéis falsos".

Osho, La semilla de la mostaza
http://www.osho-maestro.blogspot.com/