18 jun. 2009

Así deberían ser los amantes: separados, individuales, y a la vez sosteniendo algo en común

"Nunca pienses en la mujer como "la otra mitad"; no lo es, tampoco lo eres tú. Tú eres completo, ella es completa. Ella es un individuo y tú eres un individuo. Tú eres completo y ella es completa. Esa vieja actitud de que la mujer es la otra mitad ha demostrado ser un gran desastre. En cuanto empiezas a poseer (es una clase de posesión) empiezas a destruir la individualidad del otro, estás destruyendo algo de inmenso valor. No es creativo. Nunca pienses en la mujer como la otra mitad; ¡no lo es!

Dos amantes son como dos pilares de un templo; así es como Khalil Gibrán lo dice. Sostienen el mismo techo, pero están separados, no están juntos. Si los dos pilares del templo se acercan mucho, el templo se derrumbará, el techo no tendrá apoyo en absoluto.

Fíjate en estos pilares de este auditorio Chuang Tzu: están separados, sostienen el mismo techo. Así deberían ser los amantes: separados, individuales, y a la vez sosteniendo algo en común...

Por favor, no poseas a un hombre o a una mujer. La posesión, la posesividad, no es amor".

Osho, La transformación tántrica
http://osho-maestro.blogspot.com/