14 jun. 2009

La totalidad ha de ser el sabor de la persona verdaderamente religiosa

"Yo te enseño a vivir totalmente
y también te enseño a morirte totalmente.
La totalidad ha de ser el sabor
de la persona verdaderamente religiosa.
Y cuando digo "persona verdaderamente religiosa",
no me refiero a nada sobrenatural,
a algo superior,
más santo.
Me refiero simplemente a una vida inocente,
a la vida ordinaria.
Yo ensalzo lo normal,
alabo lo corriente,
rindo culto a lo ordinario".

Osho, El ganso está fuera
http://osho-maestro.blogspot.com/