30 nov. 2009

Cuando educas a tus hijos, ¿lo haces por "obligación" o por amor?

"Puede que nunca te hayas planteado que cuando quieres a tus hijos no hay ningún deber. Haces las cosas porque los quieres y disfrutas haciéndolo. Nadie puede disfrutar de las obligaciones. Es una palabra demasiado seria, demasiado pesada. Cuando educas a tus hijos, ¿lo haces por "obligación" o por amor?.

Si es por amor no es una carga; no estás haciéndolo a regañadientes porque tienes que hacerlo, sino porque te apetece hacerlo. Pero te preocupa ser respetable, el qué dirán los demás. Te condenarán, por eso tienes que cuidar a tus ancianos padres, por obligación, no por amor.

El amor se ha olvidado por completo, para que haya amor tiene que haber una revolución en tu conciencia. No es tan fácil como el deber. Los sacerdotes y los profesores pueden enseñarte tus deberes, pero nadie puede enseñarte el amor. El amor es algo que deberás descubrir tú mismo, dentro de tu ser, elevando tu conciencia a otro nivel. Y cuando hay amor, no hay obligaciones. Haces las cosas porque disfrutas haciéndolas para la persona que amas. No estás haciendo un favor ni quieres nada a cambio, ni siquiera gratitud.

Al contrario, estás agradecido a la persona porque te permite hacer algo por él. Para ti es un placer, un placer absoluto. El amor no conoce las obligaciones. Hace muchas cosas, es muy creativo; comparte todo lo que tiene, pero no es una obligación, recuerda. Obligación es una palabra horrible comparada con amor".

Osho, No tienes nada que perder. En el camino hacia la verdad, la conciencia y la felicidad
http://osho-maestro.blogspot.com/