2 nov. 2009

Los niños nacen del desamor

"Los niños nacen de un matrimonio que es más una charca estancada; los niños nacen del desamor. Desde un principio se convierten en desiertos. Además esta situación de desamor en la casa les hace apagados, poco cariñosos. Aprenden la primera lección de la vida de sus padres, y sus padres no se aman y hay celos constantes, discusiones y enfados. Los niños no hacen otra cosa que ver las feas caras de sus padres.

Toda su esperanza se derrumba. No pueden creer que vaya a haber amor en su vida si no lo ha habido en la vida de sus padres. También ven a otros padres, a otras familias. Los niños son muy receptivos; no dejan de mirar a su alrededor y observar. Cuando ven que no hay posibilidad de amor empiezan a pensar que el amor sólo existe en la poesía, sólo existe para los poetas, los visionarios; no es algo real en la vida. Una vez que has aceptado la idea de que el amor es sólo poesía, entonces nunca te ocurrirá porque te has cerrado a él.

Ver que el amor ocurre es la única forma de permitir que ocurra después en tu propia vida. Si ves que tu padre y tu madre se aman profundamente, que se preocupan el uno del otro, que sienten compasión el uno del otro, que se respetan el uno al otro, entonces has visto que el amor ocurre. Surge la esperanza. Una semilla cae en tu corazón y empieza a crecer. Sabes que a ti también te va a ocurrir".


Osho, Amor, libertad y soledad. Una nueva visión de las relaciones
http://osho-maestro.blogspot.com/