21 nov. 2009

Quien ha vivido siempre está listo a morir

"La persona que ha vivido la vida de verdad, auténticamente, que la ha disfrutado plenamente, está siempre lista a morir, siempre dispuesta a partir. Quien no ha disfrutado y celebrado, quien no ha vivido el momento, la vida misma, siempre teme partir porque "Ha llegado el momento de partir y no me he realizado". El miedo a la muerte no es el miedo a morir, sino a no realizarse. El miedo es morir sin haber podido experimentar nada en la vida -ni madurez, ni crecimiento, ni florecimiento-. Salir con las manos vacías tal y como llegaste.

Quien ha vivido siempre está listo a morir. Esta disposición no es una actitud impuesta. Esta disposición es como la flor. Después de abrir sus pétalos, enviar su aroma a los rincones infinitos de la existencia, disfrutar el momento, vivir, danzar en la brisa, resistir el embate del viento, alzar la mirada al cielo, observar la salida del sol, en la tarde se asienta en una sensación de plenitud y se prepara para caer a la tierra y entrar nuevamente en reposo. Y el reposo siempre es maravilloso cuando se ha vivido la vida. ¡Eso es! La flor sencillamente cae a la tierra y se echa a dormir. No hay tensión, no hay angustia, no hay llanto, no hay esfuerzo por aferrarse.

Te aferras a la vida porque no te has realizado. No te has enfrentado a los embates de los vientos recios. No has conocido la mañana y ya ha llegado la tarde. No has sido joven nunca y la vejez golpea a tu puerta. Nunca has amado y ya llega la muerte. El miedo es producto de la falta de realización unida a la cercanía de la muerte. Buda dice que quien ha vivido siempre está dispuesto a morir...

Tuviste tu día; ahora descansarás en la noche. ¿Qué hay de malo en ello?".

Osho, La armonía oculta. Conversaciones sobre Heráclito
http://osho-maestro.blogspot.com/