12 ago. 2010

La vida es tan valiosa, no hay que desperdiciarla; hay que vivirla en celebración profunda, con profunda gratitud

"La vida es tan valiosa, no hay que desperdiciarla; hay que vivirla en celebración profunda, con profunda gratitud.

Y hay que tener mucho cuidado y estar muy atento, porque un momento que se va se ha ido para siempre. Y si lo desperdicias estúpidamente, estás desperdiciando una gran oportunidad. Vive cada momento tan totalmente, tan absolutamente consciente, que después nunca tengas que arrepentirte de no haberlo vivido, de que podías haber vivido más, de que podías haber disfrutado más. Eso es la inteligencia: vivir la vida tan totalmente que no haya ningún arrepentimiento, nunca. Uno está siempre contento. Uno sabe que ha vivido al máximo".

Osho, Inteligencia. La respuesta creativa al ahora