19 ago. 2010

¿Te has preguntado alguna vez por qué te enamoras de una determinada mujer habiendo tantas?

"Te enamoras de una mujer; ¿te has preguntado alguna vez por qué te enamoras de una determinada mujer habiendo tantas?. Nunca te lo preguntas. ¿Es posible que te recuerde a tu madre? Puede que su forma de caminar te recuerde a tu madre, y amas tanto a tu madre que ese mismo amor vuelve a revivir.

Antes de convertirte en un tonto y enamorarte, haz un pequeño análisis de lo que estás haciendo y por qué lo estás haciendo. Puede que eso ahorre una gran cantidad de desdicha en el mundo. Inconscientemente, sin entender tus deseos internos latentes, tus tendencias, te enamoras de una mujer, pero no sabes; no podrás amarla, porque ella no es tu madre. Y cuando te acerques más, te darás cuenta de que: "Dios mío, no es mi madre". Y, naturalmente, esa mujer no se ha casado con un hijo; se ha casado con un marido. No puede comportarse de la misma forma que se comportaba tu madre.

Puede que ella espere que tú te comportes como su padre, a quien amaba. Algún rasgo tuyo, que puede ser algo tan insignificante y simple como que vuestros bigotes sean exactamente iguales, es suficiente para provocar la memoria del padre que ha perdido. Se ha enamorado de ti, pero no de ti. Si la gente, antes de actuar, entendiese que todo lo que hace tiene una razón en su interior y que los demás no están obligados a satisfacerla... Que dos mujeres lleven el mismo tipo de peinado no significa que sean el mismo tipo de persona. Y si lo que amas es el peinado, puedes mandar hacer una peluca con un peinado exactamente igual al de tu madre: adórala, ámala. Eso sería más saludable porque esa peluca no te hará daño, no te pedirá cosas que tu madre nunca te ha pedido. Pero una mujer, cuya única similitud es el peinado, no satisfará tus deseos. Estás buscando una madre".

Osho, No te cruces en tu camino. No puedes evitar ser quien eres
http://osho-maestro.blogspot.com