3 may. 2016

La perfección es la muerte, de modo que las personas perfeccionistas son suicidas.

          "En cuanto empezáis a pensar que algo está completo, comenzáis a morir. La perfección es la muerte, de modo que las personas perfeccionistas son suicidas. Quieren suicidarse, de ahí que quieran ser perfectas. Es un modo indirecto de suicidarse.
          Nada jamás es perfecto. No puede serlo, porque la vida es eterna. Nada concluye jamás; no hay conclusión en la vida... sólo cumbres más y más elevadas. Pero en cuanto llegáis a una cumbre, otra os está desafiando, llamándoos, invitándoos.
          Así que recordad siempre... allí donde estéis es un comienzo, siempre un comienzo. Entonces uno siempre sigue siendo un niño...virgen. Y ahí radica todo el arte de la vida... mantenerse virgen, fresco y joven, no corrompido por la vida, por el pasado, por el polvo que generalmente se arracima en los caminos durante el viaje. Recordad, cada momento abre una puerta nueva..."

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/