22 may. 2016

La salud es la felicidad del cuerpo, la felicidad es la salud del alma.

          "La claridad es de la mente. La felicidad es de la totalidad. Todo lo que está vivo siempre es confuso. Sólo las cosas muertas están claras y no son confusas.
          No busquéis la claridad, de lo contrario empezaréis a aferraros a vuestra desdicha, porque ésta es muy clara. Id a ver a un médico si tenéis alguna enfermedad que él pueda diagnosticar de un modo preciso. Os puede diagnosticar si tenéis cáncer, o esto o aquello; mil y una enfermedades. Pero si estáis sanos, no tiene nada que diagnosticar. De hecho, la ciencia médica no tiene nada con lo que definir qué es la salud. En el mejor de los casos, puede decir que no estáis enfermos, pero no puede mostrarse muy definitiva acerca de lo que es la salud. No se puede clasificar.
          La felicidad es más grande que la salud. La salud es la felicidad del cuerpo, la felicidad es la salud del alma.
          Así que no os molestéis con la claridad. ¿Qué tienes que ver tú con la claridad? Aquí no estamos centrados en la aritmética. Sólo los tontos hacen eso. Olvidaos por completo de la claridad. La confusión es caótica, desde luego...aterradora...pero la aventura y el desafío están ahí. Aceptad el desafío y lanzaos de cabeza. No le prestéis mucha atención a la confusión.
          Centraos más en la felicidad y olvidaos de la confusión, porque ésta se hallará presente. Cuando entréis en un nuevo territorio que nunca antes habéis probado, vuestros viejos patrones estarán confusos. Escuchad a la felicidad; dejad que ésta sea el indicador. Dejad que eso decida vuestra dirección y avanzad hacia allí".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/