22 may. 2016

Un hombre espiritual carece de carácter. Es libertad, y es muy confuso.

          "Un hombre espiritual carece de carácter.
          Una persona es una abertura. ¿Mañana quién sabe quién seréis? Ni siquiera vosotros podéis decirlo, porque aún no habéis conocido el mañana ni lo que os traerá. De modo que la gente que de verdad está alerta nunca promete nada, porque ¿cómo podéis prometer? No podéis decirle a alguien: "Mañana también te amaré", porque, ¿quién sabe?
          La verdadera percepción os aportará tal humildad que diréis: "No puedo decir nada sobre el mañana. Ya veremos. Deja que venga. Espero amarte, pero nada es seguro". Y ahí radica la belleza.
          Un hombre espiritual carece de carácter. Es libertad, y es muy confuso. Un hombre de carácter tiene las cosas muy claras, pero un hombre que vive en libertad es muy confuso consigo mismo y también con los demás. Pero posee belleza en ello, porque está vivo, siempre palpitando con posibilidades nuevas, con nuevas potencialidades".

Osho, Día a día. 365 meditaciones para el aquí y el ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/