23 ago. 2016

Limítate a ser un amante y permite que el todo sea tu amado.

"Conviértete en un amante, no de nadie en particular, simplemente conviértete en un amante en general. Permite que el amor se convierta en tu cualidad, no sólo en una relación con alguien, porque cuando el amor se convierte en una relación incluye a uno, pero excluye a todo el universo. Elegir a uno y excluir a todo el universo es un acuerdo muy peligroso, cuando todo el universo te pertenece y tú perteneces a él. Todo el universo sigue derramando su amor sobre ti, y no corresponder resulta muy desagradecido.

De modo que ama el sol, la luna, las estrellas, los árboles, los ríos, las montañas, a la gente, a los animales; limítate a ser un amante y permite que el todo sea tu amado. Eso es exactamente lo que hace la persona religiosa. Cuando tu amor se difunde por todo el espacio, cuando no tiene límites, cuando nada lo confina, cuando es ilimitado, cuando no está centrado en ningún objeto sino que es un estado de ser; cuando el amor es una plegaria, entonces el amor es meditación, y entonces el amor libera".

Osho, Meditaciones para empezar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/