10 may. 2008

Escoge tu trabajo, no de acuerdo con los demás, permite que surja de tu propio corazón

"Escoge tu trabajo, no de acuerdo con los demás, permite que surja de tu propio corazón...

Conozco a un famoso cirujano... era amigo mío. Se estaba retirando y todos sus amigos y estudiantes --era también profesor en la escuela de medicina-- se habían reunido para celebrar, para hacerle una bonita reunión de despedida. Estaban bailando y cantando, pero lo miré, estaba triste.

Me acerqué a él y pregunté: "¿Qué pasa?. Deberías estar alegre. Estas personas se han reunido aquí para hacerte una bonita, una alegre despedida".

Él dijo: "Estoy triste porque nunca quise ser cirujano. Quería ser músico. Mis padres me obligaron y no fui suficientemente fuerte para rebelarme, y destrozaron toda mi vida".

Yo le dije: "Pero te convertiste en uno de los mejores cirujanos del país".

Él dijo: "¡A quién le importa! Incluso si fuera el peor músico del país, me habría encantado. Era mi elección, mi individualidad, mi propia expresión, mi propia firma. Esto ha sido la esclavitud. Y puesto que me retiro, me siento triste. Toda mi vida está desperdiciada, y no parece que ahora pueda empezar como músico".

Le dije: "Nunca es demasiado tarde. Todavía tienes unos años de vida. Olvida el pasado; empieza lo que querías ser. Ahora tus padres están muertos; perdónalos, nunca quisieron nada malo para ti. Todo lo que querían mostrarte era que si te volvías músico, ¿qué ibas a conseguir? Ahora eres una de las personas más ricas. Como músico habrías seguido siendo pobre.

"Así que recuerda sólo que su intención era buena, aunque no se preocuparon de tu individualidad, de tu libertad, de tu elección. Habían dado por sentado que tú eras su posesión. Perdónalos, están muertos. No estés enfadado y no estés triste. Comienza".

Él dijo: "¿Dices en serio que puedo empezar?

Dije: "Lo digo en serio. Y conozco a un músico, te lo presentaré".

Vivió quince años más y murió muy contento, aunque nunca se convirtió en un músico famoso. Nadie oyó que fuera una celebridad en lo que se refiere a la música...

Yo estaba a su lado cuando murió, y me dijo: "No hay palabras de gratitud para ti. Tú me animaste, yo había perdido toda la esperanza. Muero realizado, estoy feliz. Al menos durante quince años he sido yo mismo. Al menos durante quince años ha habido momentos en los que me perdí completamente en la música. Y han sido los momentos más grandiosos de mi vida".

Osho, Sintonizarse con la existencia. Una propuesta para un nuevo comienzo
http://osho-maestro.blogspot.com