15 may. 2008

La educación debería ayudar a la gente a ser cada vez más inteligente, no cada vez más repetitiva

"He sido profesor en la universidad y he sido estudiante desde la escuela primaria a la universidad. A mi entender, el noventa y ocho por ciento de la información que seguimos echando a los niños es absolutamente inútil; no es necesario en absoluto. Y no sólo es inútil, es dañina, positivamente dañina.

No se ayuda a los niños a tener más inventiva, en vez de ser repetitivos, que es en lo que se basa nuestra educación ahora mismo. Todo nuestro sistema educativo se orienta a la repetición. Si un niño puede repetir mejor que los demás, entonces se piensa que es más inteligente. En realidad, sólo tiene más memoria, no más inteligencia...

La educación debería ayudar a la gente a ser cada vez más inteligente, no cada vez más repetitiva. Ahora mismo, es repetición: apretujáis en vuestras cabezas todas las tonterías que os dicen, y luego las vomitáis en los exámenes; y cuanto mejor vomitas, mejores notas sacas. Sólo hay una cosa que tienes que recoradar: repetir con exactitud. No añadas nada, no quites nada, no seas inventivo, no seas original.

Se aniquila la originalidad, se elogia la repetitividad. Y la inteligencia sólo puede crecer en un ambiente en el que se elogia la originalidad".

Osho, Inteligencia. La respuesta creativa al ahora