31 may. 2008

No puedes cambiar a nadie más en este mundo, únicamente puedes cambiarte a ti. Esa es la única revolución posible

"...tu mente es tan ruidosa porque siempre piensas que los demás son su causa, que tú no eres el responsable. Por eso sigues pensando que en un mundo mejor, con una esposa mejor, con un marido mejor, con unos niños mejores, con una casa mejor, en un sitio mejor, todo será mejor y tú estarás en silencio. Piensas que no guardas silencio porque todo a tu alrededor está mal, de modo que ¿cómo vas a estar en silencio?

Si lo consideras así, si ésta es tu lógica, entonces este mundo mejor nunca llegará. En cualquier parte, éste es el mundo; esos son tus vecinos, y en cualquier parte esas son las esposas y esos son los maridos y esos son los niños. Puedes crearte la ilusión de que, en alguna parte, existe un cielo, pero todo es un infierno. Con esta clase de mente, todo es un infierno. ¡Esta mente es el infierno!...

Seguimos echando la culpa a los demás. Esto nos da un sentimiento ilusorio de que no estamos equivocados; otro es el que lo está... Debemos experimentar que, sea cual sea la situación, sea cual sea tu caso, tú eres el responsable, nadie más.

Si tú eres el responsable, entonces se puede lograr algo. Si otro es el responsable, entonces no hay solución...

Asume la responsabilidad sobre ti. Sé responsable, porque entonces se puede hacer algo. Solamente puedes hacer algo sobre ti mismo. No puedes cambiar a nadie más en este mundo, únicamente puedes cambiarte a ti. Esa es la única revolución posible.

La única transformación posible es la de uno mismo, pero solamente podemos considerarlo así cuando sentimos que nosotros somos los responsables...

¿Por qué este énfasis en la propia responsabilidad? Porque si yo soy responsable, acabaré con el reaccionar. Tú haces algo, yo reacciono. La reacción siempre es una esclavitud. Me estás manipulando. Puedes hacerme feliz, puedes hacerme miserable: entonces tú eres mi amo. Yo soy tu esclavo. Me sonríes; soy feliz. Únicamente con una mirada airada, y yo soy desgraciado. Entonces tú eres mi amo. Si pienso que tú eres el responsable, entonces tú sigues como mi amo y yo sigo como tu esclavo. Si yo soy el responsable, entonces puedes seguir sonriendo o haciendo lo que te dé la gana. No voy a reaccionar en función de ti. Actuaré según yo mismo".

Osho, La alquimia suprema, Vol. II
http://osho-maestro.blogspot.com/

30 may. 2008

Vive cada momento como si no hubiera otro momento por venir

"Por eso el silencio es muy difícil, porque en realidad silencio significa romper el monólogo interno...

El no hablar contigo mismo es muy difícil, de modo que hemos de descubrir las razones por las cuales nos estamos hablando a nosotros mismos. En primer lugar, ¿por qué continuamos hablándonos a nosotros mismos? Si observas, podrás descubrir la causa. La causa es que , en nuestras vidas, nada está completo; todo está incompleto. Estabas comiendo y estabas pensando en tu oficina. Así que no satisfarás, no completarás, no te sentirás contentado con el acto de comer. El comer permanecerá incompleto.

Comes precipitadamente. Llenas tu estómago y te vas corriendo a tu oficina. Un proceso se ha quedado incompleto. Luego, cuando estás en tu oficina empiezas a pensar en tu mujer, en tus niños, en mil cosas. Entonces no estás en tu oficina. Has estado allí durante todo el día y aún así no has estado allí. El trabajo en la oficina ha quedado incompleto y ahora has llegado a tu casa. Ahora estás pensando en tu oficina. Estás con tu esposa, pero no lo estás; estás ausente...

Estás tomando un baño: tómalo por completo. ¿Cómo completarlo? ¡Mantente allí! Tu presencia lo conseguirá. Está allí, disfrútalo, vívelo, siéntelo. Siente el agua cayendo sobre ti, satúrate de ella. Sal del baño habiéndolo completado, totalmente. Sino, el baño te seguirá. Se convertirá en una sombra, lo llevarás contigo.

Estás comiendo, ¡entonces come! ¡Entonces olvídate de todo lo demás! Entonces que no exista nada en el mundo más que tu acción presente. Hagas lo que hagas, hazlo tan completamente, tan despacio, tan pacientemente, que entonces la mente se saturará y se sentirá satisfecha. Sólo entonces déjalo...

Recuerda una cosa: haz de cada instante algo completo. Vive cada momento como si no hubiera otro momento por venir. Únicamente entonces lo completarás. Recuerda que la muerte puede venir a cada instante. Puede que éste sea el último. Siente que "¡Si tengo que hacer algo, debo hacerlo aquí y ahora, completamente!".

Osho, La alquimia suprema, Vol. II
http://osho-maestro.blogspot.com/

28 may. 2008

La existencia es el presente

"Si puedes permanecer en este instante, tan sólo aquí y ahora, estarás quieto...

Vive en el ahora, y el movimiento se detendrá porque la mente se detendrá. No pienses en el pasado y no proyectes en el futuro. Esto que se te está dando es todo lo que tienes. Permanece en ello, conténtate en ello. Este mismo instante es el único tiempo verdaderamente existencial; no hay nada más. El pasado es solamente una memoria. Está solamente en tu mente, es polvo acumulado, experiencias acumuladas. No hay pasado en la existencia, no hay futuro en la existencia. La existencia es el presente...

Una noche Mulla Nasrudin caminaba por una calle. La calle estaba solitaria y de repente se dio cuenta de que unos hombres a caballo, una especie de tropa, se dirigía hacia él. Su mente comenzó a trabajar. Pensó que podían ser asaltantes, que podían matarle. O que podían ser soldados del Rey y que podían llevárselo para que prestara el servicio militar o cualquier otra cosa. Se asustó y cuando los caballos y el ruido que formaban se le acercaron, se puso a correr y entró en un cementerio y para poder esconderse se tumbó en una fosa abierta.

Al ver aquél hombre corriendo, los jinetes, que eran simples viajantes, se dieron cuenta de lo que había sucedido. Corrieron tras Mulla Nasrudin y se acercaron a la tumba en que estaba. Él yacía con los ojos cerrados como si estuviera muerto. "¿Qué te sucede? ¿Por qué te has asustado tanto de repente? ¿Qué pasa?".

Entonces Mulla Nasrudin se dio cuenta de que se había asustado a sí mismo sin motivo. Abrió sus ojos y dijo: "Es algo muy complejo, muy complicado. Si insistís en preguntarme por qué estoy aquí, os lo diré. Estoy aquí por vuestra culpa y vosotros estáis aquí por la mía"...

Hagas lo que hagas recuerda solamente una cosa: permanece en el presente mientras lo estés haciendo. Es difícil, arduo, y no vas a lograrlo de inmediato. Has de romper un hábito muy arraigado. Va a ser una dura lucha, pero inténtalo".

Osho, La alquimia suprema, Vol. II
http://osho-maestro.blogspot.com/

25 may. 2008

El momento en que dices que ningún problema es serio, el problema está muerto casi al noventa y nueve por ciento

Pregunta:
Hablaste sobre el no-problema, la no-existencia de nuestros problemas. Fui criado en una familia católica represiva y pasé veintiún años en un sistema educativo igual de loco. ¿Quieres decir que todas las capas de blindaje, todos los condicionamientos y las represiones no existen y pueden ser abandonadas inmediatamente? ¿Qué hay con las impresiones grabadas en el cerebro y en la musculatura del cuerpo?

Ésta es una pregunta muy importante. La pregunta es importante porque muestra dos enfoques diferentes respecto a la realidad interior del hombre.

El enfoque occidental es pensar sobre el problema, encontrar las causas del problema, entrar en la historia del problema, en el pasado del problema, desarraigar el problema desde el principio mismo, descondicionar la mente, o recondicionar la mente, recondicionar el cuerpo, sacar todas esas impresiones que se han dejado en el cerebro. Éste es el enfoque occidental. El psicoanálisis entra en la memoria; trabaja allí. Entra en tu niñez, en tu pasado; se desplaza hacia atrás. Descubre de dónde ha surgido el problema. Quizá hace cincuenta años, cuando eras un niño, el problema apareció en relación con tu madre; entonces el psicoanálisis irá hacia atrás.

¡Cincuenta años de historia! Es un asunto muy largo que has venido arrastrando. Y aún así no es de mucha ayuda porque hay millones de problemas. No sólo es cuestión de un problema. Puedes entrar en la historia de un problema; puedes buscar en tu autobiografía y encontrar las causas y quizá puedes eliminar un problema, pero hay millones de problemas. Si empiezas a entrar en cada problema para resolver los problemas de tu vida necesitarás millones de vidas. ¡Esto es absurdo!

Ahora, el mismo enfoque psicoanalítico se ha dirigido al cuerpo: Rolfing, bioenergética y otros métodos están tratando de eliminar las impresiones del cuerpo, de la musculatura. Una vez más, debes penetrar en la historia del cuerpo. Pero una cosa es cierta sobre ambos enfoques que están en el mismo patrón lógico: que el problema viene del pasado, así que de alguna manera debe ser afrontado en el pasado.

Oriente tiene una perspectiva totalmente diferente. Primero, dice que ningún problema es serio. El momento en que dices que ningún problema es serio, el problema está muerto casi al noventa y nueve por ciento. Toda tu visión cambia con respecto a él. Lo segundo que Oriente dice es: el problema está allí porque tú estás identificado con él. No tiene nada que ver con el pasado, nada que ver con su historia. Estás identificado con él; ésa es la verdad. Y ésa es el clave para resolver todos los problemas.

Por ejemplo: eres una persona enojada. Si vas al psicoanalista, él dirá, “Entra en el pasado... ¿Cómo apareció este enojo? ¿En qué situaciones se volvió más y más condicionado e impreso en tu mente? Tendremos que eliminar todas esas impresiones; tendremos que borrarlas. Tendremos que limpiar el pasado por completo.”

Si acudes con un místico oriental, dirá, “Tú crees que eres enojo, te sientes identificado con el enojo. Aquí es donde las cosas están saliendo mal. La próxima vez que el enojo suceda, sólo sé un observador, sólo sé un testigo." No te identifiques con el enojo. No digas, “Soy enojo.” No digas, “Estoy enojado.” Simplemente velo suceder como si estuviese sucediendo en una pantalla de televisión. Obsérvate a ti mismo como si estuvieses observando a alguien más.

Tú eres conciencia pura. Cuando la nube del enojo se acerque a ti simplemente obsérvala y permanece alerta de manera que no te identifiques con ella. Todo se trata de cómo no identificarse con el problema. Una vez que lo hayas aprendido… y entonces no habrá cuestión de “tantos problemas”, porque la llave, la misma llave abrirá todas las cerraduras. Así es con el enojo, así es con la avaricia, así es con el sexo... así es con todo aquello de lo que la mente es capaz....

Toda la metodología oriental puede ser reducida a una palabra: atestiguar. Toda la metodología occidental puede ser reducida a una cosa: analizar. Al analizar, das vueltas y vueltas. Al atestiguar, simplemente te sales del círculo.

El enfoque oriental es llegar a ser consciente del cielo. El enfoque occidental te vuelve más y más alerta de las nubes, y te ayuda un poco, pero no te vuelve consciente de lo más profundo de tu ser. La circunferencia, sí; te vuelves un poco más consciente de la circunferencia, mas no consciente del centro. Y la circunferencia es un ciclón. Tienes que encontrar el centro del ciclón. Y eso sucede sólo a través del atestiguar.

El atestiguar no cambiará tu condicionamiento. El atestiguar no cambiará la musculatura de tu cuerpo. Pero atestiguar te dará simplemente una experiencia de que tú estás más allá de toda musculatura, de todo condicionamiento. En ese momento de más allá, en ese momento de trascendencia, ningún problema existe... no para ti. Y ahora depende de ti. El cuerpo seguirá cargando la musculatura y la mente seguirá cargando el condicionamiento. Ahora depende de ti: si a veces estás anhelando el problema, puedes entrar en el cuerpo y la mente y tener el problema, y disfrutarlo. Si no deseas tenerlo, puedes permanecer fuera. El problema seguirá presente como una impresión en el fenómeno del cuerpo y la mente, pero tú estarás apartado y lejos de él..."

Osho, The Tantra Vision
http://osho-maestro.blogspot.com/

24 may. 2008

Muere al pasado a cada instante, haya sido cual haya sido, cielo o infierno

"Ser un testigo quiere decir morir a tu pasado, a tus recuerdos, a tus ideas, a todo. Entonces, en el momento presente, ¿qué puedes hacer?. Solamente puedes permanecer como observador. No es posible juicio alguno. El juzgar sólo es posible en referencia a experiencias pasadas...

Nicodemo le preguntó a Jesús: "¿Cómo puedo alcanzar el reino de Dios?".

Jesús le dijo: "A menos que primero mueras, no podrás lograr nada. A menos que renazcas, no podrás lograr nada".

Y este renacer no es un suceso aislado, es un proceso continuo. Uno ha de renacer a cada momento. No es que renazcas una vez y se acabó. La vida es un renacer continuo y la muerte también es continua. Has de morir una vez porque no has vivido en absoluto. Si vives, tendrás que morir a cada instante. Muere al pasado a cada instante, haya sido cual haya sido, cielo o infierno. Sea lo que sea, muere para él y mantente fresco y joven y renace en el momento. ¡Sé un testigo ahora! Solamente puedes ser un testigo ahora, si estás fresco".

Osho, La alquimia suprema, Vol. I
http://osho-maestro.blogspot.com/

23 may. 2008

El río ha seguido su curso

"Alguien estaba muy airado. Insultó a Buda; luego se avergonzó y al día siguiente acudió ante Buda a pedirle perdón. Buda estaba asombrado y le dijo: "Eres un hombre extraño. Insultas a una persona y luego le pides perdón a otra".

El hombre le dijo, "¿Qué estás diciendo? ¿Soy yo el que soy extraño o lo eres tú? Vine ayer y te insulté. Me arrepentí y no pude dormir".

Buda le dijo: "Por eso es por lo que te estás repitiendo. Yo pude dormir y ahora soy un hombre distinto. El río ha seguido su curso. No es la misma orilla y yo no seré el mismo otra vez. Por eso estás en dificultades, porque no puedes pedir pedir perdón a un hombre al que nunca encontraste. Si yo me lo encuentro alguna vez, le diré todo lo que me has dicho".

Osho, La alquimia suprema, Vol. I
http://osho-maestro.blogspot.com/

¿Quiénes somos nosotros para controlar a alguien?

"Es mejor ser natural que controlar tu enojo.

Interrogador: Perderé muchos amigos de esta manera... y el precio que se paga por ser honesto es demasiado.

No lo es, porque si eres natural quizá inmediatamente puedas sentir que el precio es demasiado; ¡nunca lo es! A largo plazo ser natural siempre trae beneficios. La represión puede darte una falsa apariencia de que las cosas están bajo control y de que todo va bien; finalmente tienes que pagar por esto. Entonces es demasiado tarde y no puedes hacer nada. Esto es lo que se le ha hecho a todos, toda madre le ha hecho esto a cada niño.

¿Piensas que el control ha sido simple? Todos los psiquiatras se dedican simplemente a limpiar las cosas que las madres han hecho. La profesión psiquiátrica entera está sólo deshaciendo las cosas que las madres han hecho, nada más, ese es todo su negocio.

Si las madres me escuchan los psiquiatras morirán, morirán de hambre. Es realmente costoso. Todos los locos en los manicomios existen debido a las madres que han sido demasiado controladoras.

Interrogador: ¡Nunca sé qué es lo que va a surgir!

¡Deja que surja! ¿Quién sabe? ¿Y por qué deberías saber de antemano? Si lo sabes de antemano será falso. Ser natural quiere decir que nadie sabe. Sé natural y que pase lo que tenga que pasar.

[Tu hija] nunca estará en tu contra si eres natural, porque ella entenderá; los niños son muy comprensivos. Si ven que la madre y el padre son naturales, verdaderos —si pueden depender de ti, si saben que estás enojado, que es por eso que te muestras enojado; que eres amoroso, porque te muestras amoroso; si saben que eres auténtico de cualquier manera que te muestres... Si tu hija puede depender de saber que cuando estás enojado lo demuestras, ella entenderá. Los niños son muy comprensivos, y ella podrá perdonarte. Pero si llega a saber que estás enojado y estás sonriendo, entonces es imposible perdonar; estás engañando a la niña.

Algunas veces estás enojado —no eres un superhumano todavía, ¡afortunadamente!. Tú puedes estar enojado. ¿Y de dónde aprenderá? Ella tendrá que aprender de ti y practicará naturalmente afuera. Si tú estás enojado ella irá y practicará con [alguien más]... Ella tiene que practicar en alguna parte. Tiene que aprender, si no ¿cómo aprenderá? Ésa es la manera en que los niños aprenden. Así pues enójate y déjala aprender la cólera y sé amoroso y déjela aprender tu amor y sé siempre honesto para que ella aprenda honestidad también. Eso es todo lo que puedes hacer; nada más se necesita. Sólo relájate. ¡Si no deseas dar el dinero, sólo di que no quieres dar! Lo que hacemos es seguir fingiendo: seguimos fingiendo que deseamos dar pero esto no es bueno para el niño.

¡Di simplemente que eres un avaro y no deseas darle estas cinco rupias! ¿Por qué deberías? ¡No lo deseas! ¡Tú deseas aferrarte a estas cinco rupias! ¡Permite que sea un hecho! ¿Qué es lo que haces? Te aferras a cinco rupias y finges [a tu hija] que te encantaría darle no cinco sino cincuenta rupias, pero no puedes porque sería dañino para ella: irá a comer helado y ésto y aquello. ¡Todo esto es absurdo! Sé simple: di que no puedes permitirte cinco rupias, te duele demasiado. ¡Cuando cinco rupias salen de tu bolso no puedes dormir en toda la noche! Sé claro... sólo sé simple y verdadero y ella entenderá.

Nunca intentes controlar y ser artificial; eso es lo que están haciendo todos, se hace en todas partes. Quisiera que mis sannyasins fueran diferentes. Si puedes evitar que [tu hija] se convierta en un caso psiquiátrico, eso es suficiente; has cumplido con tu deber. Si ella nunca llega a necesitar a Janov y su grito primal, ¡entonces es perfecto! De lo contrario si la controlas demasiado ¡se convertirá en un testigo de Janov!

Sólo sé natural y verdadero. Y te digo que no cuesta mucho. La verdad nunca es costosa, sólo lo falso es costoso, pero al inicio parece que lo falso está pagando y la verdad es costosa. A largo plazo la verdad gana siempre y lo falso siempre resulta vencido.

Será difícil para ti porque ser falso es más fácil. Te entrenaron para eso, tu madre debe haberte entrenado, así que ahora tú deseas intentar lo mismo con [tu hija]. ¡Sé diferente! Por lo menos sé diferente a tu madre.

¿Quiénes somos nosotros para controlar a alguien? ¿Qué sabemos sobre lo que es correcto y lo que es incorrecto? Así que cuando menos podemos ser naturales y esperar que todo vaya bien, eso es todo. Natural, con una actitud de plegaria.

Osho, The Zero Experience
http://osho-maestro.blogspot.com/

La belleza de enfrentar la vida sin estar preparado es inmensa

"La belleza de enfrentar la vida 
sin estar preparado 
es inmensa. 
Entonces la vida tiene novedad, 
juventud; 
entonces la vida tiene un flujo 
y frescura. 
Entonces la vida tiene tantas sorpresas. 
Y cuando la vida tiene tantas sorpresas 
el aburrimiento nunca se instala en ti". 

Osho, 

http://www.osho-maestro.blogspot.com/

19 may. 2008

¡Estamos profundamente dormidos!

"Somos incapaces de recordarnos incluso durante unos pocos segundos. Comienza tan sólo a contar tu aliento y recuerda cuántas inspiraciones eres capaz de contabilizar mientras recuerdas continuamente, recordando constantemente el proceso del respirar. El aliento que entra y el aliento que sale. Recuerda y cuenta. Cuentas hasta tres o cuatro, y ya te has olvidado. Algo distinto entra y ya te has olvidado. Y luego te acuerdas, "¡Oh, estaba contando, he contado tan sólo hasta tres y me he olvidado!".

El "recordar" es la cosa más difícil, porque estamos dormidos. ¡Estamos profundamente dormidos! Caminamos dormidos, hablamos dormidos, nos movemos, vivimos, amamos, lo hacemos todo estando dormidos, en un profundo sonambulismo. Una hipnosis profunda y natural. Por eso es por lo que hay tanta confusión y tanto conflicto, tanta violencia y tanta guerra. Es realmente un milagro cómo la raza humana ha sobrevivido. ¡Tan dormidos, y aún así nos las ingeniamos!

Pero estamos dormidos. Nuestro comportamiento no es un comportamiento al que podamos denominar alerta, atento, consciente. No lo estamos. Ni por un solo instante podemos ser conscientes de nosotros mismos. Pruébalo y siente cuán profundamente dormido estás. Si no me puedo recordar durante un solo minuto, durante sesenta segundos, ¡cuán dormido debo de estar!

Dos o tres segundos y el sueño se hace presente y dejo de estar ahí, ya me he ido. La consciencia ha sido abandonada, la inconsciencia ha entrado. Surge una densa oscuridad y, de nuevo, recuerdo que estaba intentando permanecer consciente.

P.D. Ouspensky estaba trabajando junto a Gurdjieff en este método de "recuerdo de sí". La primera vez que se encontró con Gurdjieff le dijo, "¿Qué quiere decir con "recuerdo de sí?". Yo me acuerdo de mí mismo. Soy P.D. Ouspensky".

Gurdjieff le dijo, "Cierra tus ojos y recuerda que eres P.D. Ouspensky, y cuando te olvides, dímelo. ¡Se honesto!".

Pasaron sólo dos o tres segundos y Ouspensky abrió los ojos y dijo, "He empezado a soñar. Olvidé que era P.D. Ouspensky. Lo he intentado tres o cuatro veces. Me he dicho a mí mismo, "Soy P.D. Ouspensky, soy P.D. Ouspensky, soy P.D. Ouspensky", y entonces un ensueño se presentó y deje de ser consciente".

A lo que Gurdjieff replicó. "El que tú sepas que eres P.D. Ouspensky, no es recuerdo de sí. En primer lugar no eres Ouspensky, y en segundo lugar esto no es recordarse. Cuando el recordarse se dé, tú serás el primero en negar que eres P.D. Ouspensky".


Durante tres meses Ouspensky lo intentó con toda su alma, a fondo. Cuanto más lo intentas más te das cuenta de lo duro que es. Cuanto más lo intentas más empiezas a sentir que "He estado dormido toda mi vida". Es una consciencia mecánica la que poseemos. Podemos funcionar con ella, hacer lo rutinario, pero nunca podemos profundizar. Durante tres meses, cuando lo intentó e intentó y se hizo consciente, surgió un nuevo pilar de consciencia. Cuando pudo sentir y permanecer consciente de forma permanente, Gurdjieff le pidió que fuera con él y saliera a la calle. Y Ouspensky dijo, "Por primera vez, en las calles de una gran ciudad, me di cuenta de que todo el mundo está dormido, de que todo el mundo se mueve en sueños. Pero yo había circulado por las mismas calles y nunca había sido consciente de ello. Y vi que todo el mundo estaba dormido, sólo que con los ojos abiertos". Se asustó tanto que tuvo que decirle a su Maestro, "No puedo seguir, tengo que regresar. Todos están tan dormidos que puede ocurrir cualquier cosa. No puedo seguir".

Siéntate junto a la calle y mira los ojos de la gente moverse. Te darás cuenta de que todos están encerrados en sí mismos. Nadie se da cuenta de lo que sucede a su alrededor. Alguno habla consigo mismo, algún otro mueve sus manos, haciendo gestos, puede que esté sumergido en algún sueño. Los labios se mueven, todos hablan por dentro; nadie es consciente de lo que sucede a su alrededor. Todos se mueven como autómatas. Van a sus casas, no necesitan ni recordar siquiera dónde están; se mueven automáticamente. Sus piernas se mueven, sus manos dirigen la dirección de sus automóviles, llegan a sus casas, pero todo el proceso en sí es sólo un sueño, una rutina mecánica. Los carriles están ahí y ellos lo único que hacen es circular por esos carriles. Por eso es por lo que siempre estamos temerosos de lo nuevo, porque entonces tenemos que crear nuevos carriles. Estamos asustados de lo nuevo porque con lo nuevo la rutina no funciona, y durante cierto tiempo debemos de estar alerta. Estamos siempre encajonados en nuestras fijas rutinas y estamos, en cierto modo, muertos. Una persona que duerme, en realidad está muerta. No se puede decir que esté viva".

Osho, La alquimia suprema, Vol. I
http://osho-maestro.blogspot.com

15 may. 2008

Se debería enseñar a la gente que nadie puede amar las 24 horas del día; son necesarios períodos de descanso

"Haz que tu mujer o que tu hombre caiga en la cuenta del ritmo. Se debería enseñar a la gente que nadie puede amar las 24 horas del día; son necesarios períodos de descanso. Y nadie puede amar por encargo. El amor es un fenómeno espontáneo: cuando sucede, sucede, y cuando no sucede, no sucede. No se puede hacer nada al respecto. Si haces algo, crearás un fenómeno falso, un fingimiento.

Los amantes verdaderos, los amantes inteligentes, se harán dar cuenta mutuamente de este fenómeno: "Cuando quiero estar solo, eso no significa que te esté rechazando. De hecho, es gracias a tu amor que has hecho posible que esté solo". Y si tu mujer quiere estar sola una noche, unos días, no te sentirás herido. No dirás que te ha rechazado, que tu amor no ha sido recibido y bienvenido. Respetarás su decisión de estar sola por unos días. De hecho, ¡te sentirás feliz! Era tanto tu amor que se siente vacía; ahora necesita descansar para volver a llenarse.

Esto es inteligencia.

Normalmente, piensas que te rechazan. Vas a tu mujer, y si ella no tiene ganas de estar contigo, o no está muy amorosa contigo, sientes un gran rechazo. Tu ego está herido. Este ego no es algo muy inteligente. Todos los egos son tontos. La inteligencia desconoce el ego; la inteligencia simplemente ve el fenómeno, trata de comprender por qué la mujer no quiere estar contigo. No es que te esté rechazando --sabes que te ha amado tanto, te ama tanto-- pero en este momento quiere estar sola. Y si la amas, la dejarás sola; no la torturarás, no la obligarás a hacer el amor contigo.

Y si el hombre quiere estar solo, la mujer no pensará: "Ya no está interesado en mi; quizá está interesado en alguna otra mujer". Una mujer inteligente dejará al hombre solo, para que pueda volver a serenarse, para que vuelva a tener energía que compartir. Y este ritmo es como el día y la noche, el verano y el invierno; va cambiando...

Los amantes verdaderos no necesitan decirle muchas cosas al otro: el otro comprende inmediatamente, comprende intuitivamente.

Si la mujer está triste, puede que no lo diga, pero el hombre comprende y la deja sola. Si el hombre está triste, la mujer comprende y lo deja solo... encuentra alguna excusa para dejarlo solo. Las personas estúpidas hacen justo lo contrario: nunca se dejan solas la una a la otra; están continuamente la una con la otra, sin dejarle nunca al otro espacio para ser.

El amor da libertad y el amor ayuda al otro a ser él mismo o ella misma. El amor es un fenómeno muy paradójico. Por un lado, hace que seáis un alma en dos cuerpos; por otro, os da individualidad, unicidad. Os ayuda a dejar vuestros pequeños yos, pero también os ayuda a alcanzar el yo supremo. Entonces no hay problema: el amor y la meditación son dos alas, y se equilibran la una a la otra. Y entre ambas, tú creces".

Osho, Inteligencia. La respuesta creativa al ahora
http://osho-maestro.blogspot.com

El amor real es como una flor real

"Estoy en contra de las flores de plástico. Las flores reales tienen muchas diferencias; las flores de plástico son permanentes --el amor de plástico será permanente. La flor real no es permanente, está cambiando de momento a momento. Hoy esta ahí bailando en el viento y en el sol y en la lluvia. Mañana tú no podrás encontrarla --ha desaparecido tan misteriosamente como ha aparecido. El amor real es como una flor real".

Osho

La educación debería ayudar a la gente a ser cada vez más inteligente, no cada vez más repetitiva

"He sido profesor en la universidad y he sido estudiante desde la escuela primaria a la universidad. A mi entender, el noventa y ocho por ciento de la información que seguimos echando a los niños es absolutamente inútil; no es necesario en absoluto. Y no sólo es inútil, es dañina, positivamente dañina.

No se ayuda a los niños a tener más inventiva, en vez de ser repetitivos, que es en lo que se basa nuestra educación ahora mismo. Todo nuestro sistema educativo se orienta a la repetición. Si un niño puede repetir mejor que los demás, entonces se piensa que es más inteligente. En realidad, sólo tiene más memoria, no más inteligencia...

La educación debería ayudar a la gente a ser cada vez más inteligente, no cada vez más repetitiva. Ahora mismo, es repetición: apretujáis en vuestras cabezas todas las tonterías que os dicen, y luego las vomitáis en los exámenes; y cuanto mejor vomitas, mejores notas sacas. Sólo hay una cosa que tienes que recoradar: repetir con exactitud. No añadas nada, no quites nada, no seas inventivo, no seas original.

Se aniquila la originalidad, se elogia la repetitividad. Y la inteligencia sólo puede crecer en un ambiente en el que se elogia la originalidad".

Osho, Inteligencia. La respuesta creativa al ahora

10 may. 2008

Las personas pueden vivir juntas si disfrutan de estar juntas

"Es hermoso si dos personas están juntas; es bueno si continúan y pueden cantar una canción juntas, es bueno cantar un coro. Pero si las cosas van mal, si se vuelve pesado, si estar juntos interfiere con tu libertad, entonces puedes irte y cantar tu canción solo. No hay necesidad de formar parte de un coro...

Las personas pueden vivir juntas si disfrutan de estar juntas, pero sólo por esa alegría de estar juntas, no es una necesidad. Si en algún momento una persona decide salir de una relación, puede salir de ella sin ningún problema, sin ningún alboroto, sin llanto y suspiros y peleas y hacer cosas feas, sin regañar y prolongar.

Las personas tienen que ser sinceras. Si se sienten bien estando juntas, bien. Si sienten que ya no produce crecimiento, que ya no sirve para madurar, se dicen adiós. Se sienten agradecidas la una de la otra: lo que sea que se haya compartido fue hermoso, cultivarán el recuerdo por siempre, pero ahora ha llegado el momento de partir. Vivieron con alegría, partirán con alegría; su amistad permanecerá intacta. Y puede ocurrir otra vez: puede que empiecen a vivir juntos de nuevo. No dejarán ninguna cicatriz uno en el otro, no se herirán, respetarán la libertad del otro".

Osho, Sintonizarse con la existencia. Una propuesta para un nuevo comienzo
http://osho-maestro.blogspot.com/

Escoge tu trabajo, no de acuerdo con los demás, permite que surja de tu propio corazón

"Escoge tu trabajo, no de acuerdo con los demás, permite que surja de tu propio corazón...

Conozco a un famoso cirujano... era amigo mío. Se estaba retirando y todos sus amigos y estudiantes --era también profesor en la escuela de medicina-- se habían reunido para celebrar, para hacerle una bonita reunión de despedida. Estaban bailando y cantando, pero lo miré, estaba triste.

Me acerqué a él y pregunté: "¿Qué pasa?. Deberías estar alegre. Estas personas se han reunido aquí para hacerte una bonita, una alegre despedida".

Él dijo: "Estoy triste porque nunca quise ser cirujano. Quería ser músico. Mis padres me obligaron y no fui suficientemente fuerte para rebelarme, y destrozaron toda mi vida".

Yo le dije: "Pero te convertiste en uno de los mejores cirujanos del país".

Él dijo: "¡A quién le importa! Incluso si fuera el peor músico del país, me habría encantado. Era mi elección, mi individualidad, mi propia expresión, mi propia firma. Esto ha sido la esclavitud. Y puesto que me retiro, me siento triste. Toda mi vida está desperdiciada, y no parece que ahora pueda empezar como músico".

Le dije: "Nunca es demasiado tarde. Todavía tienes unos años de vida. Olvida el pasado; empieza lo que querías ser. Ahora tus padres están muertos; perdónalos, nunca quisieron nada malo para ti. Todo lo que querían mostrarte era que si te volvías músico, ¿qué ibas a conseguir? Ahora eres una de las personas más ricas. Como músico habrías seguido siendo pobre.

"Así que recuerda sólo que su intención era buena, aunque no se preocuparon de tu individualidad, de tu libertad, de tu elección. Habían dado por sentado que tú eras su posesión. Perdónalos, están muertos. No estés enfadado y no estés triste. Comienza".

Él dijo: "¿Dices en serio que puedo empezar?

Dije: "Lo digo en serio. Y conozco a un músico, te lo presentaré".

Vivió quince años más y murió muy contento, aunque nunca se convirtió en un músico famoso. Nadie oyó que fuera una celebridad en lo que se refiere a la música...

Yo estaba a su lado cuando murió, y me dijo: "No hay palabras de gratitud para ti. Tú me animaste, yo había perdido toda la esperanza. Muero realizado, estoy feliz. Al menos durante quince años he sido yo mismo. Al menos durante quince años ha habido momentos en los que me perdí completamente en la música. Y han sido los momentos más grandiosos de mi vida".

Osho, Sintonizarse con la existencia. Una propuesta para un nuevo comienzo
http://osho-maestro.blogspot.com

3 may. 2008

Vive la belleza en todas sus dimensiones

"Picasso estaba pintando en una playa. Un hombre que era jardinero y vendía rosas en la playa a donde van los amantes, van los amigos, estaba observando a Picasso mientras pintaba pero no entendía el significado de lo que pintaba. Mientras Picasso le daba los últimos toques al cuadro, lo miraba sorprendido, como si él mismo no lo hubiera creado, como si fuera la obra de otra persona.

Un verdadero pintor lo siente siempre, un verdadero poeta lo siente siempre: que no ha sido más que un vehículo, que una fuerza desconocida ha creado la obra.

El jardinero se le acercó y le dijo: "Lo he estado observando pintar. Estaba tan absorto, tan metido en lo que hacía que temía molestarlo. Ahora que ya ha terminado no puedo resistir la tentación de preguntarle: ¿Qué significado tiene esa pintura?". Y el hombre tenía muchas rosas en las manos. Picasso le dijo: "Me pregunta el significado del cuadro. ¿Puedo preguntarle cuál es el significado de las rosas? Lo he visto vendiendo rosas en la playa cada día y he deseado preguntarle. Usted es jardinero, amante de las flores. He visto muchas, muchas rosas, pero las rosas que usted trae son tan bellas, tan grandes, tan fragantes, tan jóvenes, tan frescas. Usted debe sentir su belleza".

El jardinero tenía los ojos llenos de lágrimas. Le dijo: "No me pregunte eso, pues he estado preguntándomelo toda la vida. Lo sé, lo reconozco, pero cuando se trata de decir lago, me vuelvo completamente mudo".

Picasso le dijo: "Mi situación es igual a la suya. He estado pintando. Para el observador de afuera, soy el pintor. Pero desde mi propio punto de vista, no sé quién lo pintó; sólo soy un instrumento. Y no sé cuál es su significado porque yo no soy el pintor. Usted cultivó estas rosas, pero no les dio a luz. Ellas surgen de una fuente desconocida de existencia y de vida".

Tal vez basta con disfrutarlas y no preguntar su significado. Aquellos que preguntan por el significado están perdidos; nunca encontrarán el significado. Y mientras lo buscan, la vida se les desliza entre las manos. No encontrarán el significado. Sólo encontrarán la muerte.

Lo que dice kahlil Gibran es exactamente lo mismo: "Que la belleza sea tu vida. Que haya belleza en todas tus expresiones, en tus manos, en tus ojos, en tus silencios, en tu amor". Vive la belleza en todas sus dimensiones; deja que la belleza sea tu guía, y un día sabrás lo que es. Pero no te prometo que podrás definirla".

Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran

2 may. 2008

La persona que te tiene lástima disfruta tu infelicidad

"Es un hecho psicológico muy conocido que las personas disfrutan su infelicidad porque les trae compasión. Cuando eres infeliz , todo el mundo te tiene lástima, todo el mundo te consuela. Cuando eres feliz nadie viene a consolarte, a tenerte lástima, sería absurdo hacerlo. Es un juego muy ingenioso: te sientes infeliz, alguien te expresa su lástima, tú disfrutas la lástima, pues te ha hecho falta el amor.

La lástima es un mal sustituto del amor, muy malo. No conoces el amor. Crees que la lástima es una actitud muy amorosa y por eso disfrutas la lástima; y la persona que te tiene lástima disfruta tu infelicidad. Se convierte en alguien superior a ti. Es el que consuela, no el que es consolado; está en una mejor posición. Si tu casa se incendia, todos en el pueblo se reúnen a manifestarte su lástima, profundamente felices de que sus propias casas no se hayan incendiado.

Mi abuelo murió. En mi familia, él era el miembro más viejo y yo, el más joven, pero por una extraña coincidencia éramos grandes amigos. Todos aquellos que estaban entre los dos en edad, estaban en contra de ambos. Estaban en contra mía y decían: “¿Vas a llevar al anciano al cine?. No parece correcto a su edad”. Y cuando una gran bailarina llegó a nuestra ciudad, levé a mi abuelo a verla y toda la familia estaba tan enfadada que cuando regresamos a casa esa noche no querían abrirnos la puerta...

Siempre que un santo llegaba a la ciudad me llevaba y me decía: “Búrlate de él. Hazle preguntas que no pueda responder. Y no te preocupes, pues yo estoy contigo”... Poco a poco los santos dejaron de llegar porque no tenían respuestas a las preguntas importantes...

Cuando él murió, yo estaba sentado... Era una hermosa mañana de invierno y el sol había salido. Yo estaba sentado al pie de la puerta porque todos los demás en la casa estaban acompañando al anciano. Uno de mis tíos me dijo: “Es curioso. Tu gran amigo ha muerto y tú estás afuera disfrutando del sol de la mañana”.

Yo dije:
“Cuando estaba vivo, ninguno de ustedes lo acompañaba excepto yo. Sólo les estoy dando la oportunidad de hacerlo; ya no habrá otra oportunidad. Pero ustedes sólo pueden acompañar a los muertos, no a los vivos”.

Los vecinos llegaron a ofrecer sus condolencias, a consolarnos --se encontraban conmigo primero porque yo estaba sentado afuera-- y comenzaban a sollozar, las lágrimas rodándoles por las mejillas. Yo les dije: “No finjan” y se escandalizaron. Les dije: “Esas lágrimas son lágrimas de cocodrilo, pues yo nunca los vi llegar cuando el viejo estaba vivo. Él era un león. Hubiera podido comérselos a ustedes de desayuno. Y ahora que está muerto...”


Pero él vivió tan plenamente, y su muerte fue tan hermosa... En el último momento me llamó, tomó mi mano en la suya y me dijo: “He vivido plenamente, sin remordimientos. Sólo recuerda: no escuches a nadie, sólo a tu propio corazón”.

Entonces les dije a los vecinos: “No hay necesidad de llorar por un hombre que vivió tan felizmente, tan bellamente. Cuando su abuelo muera, podrán llorar. Y recuerden, yo no acudiré, ni siquiera a consolarlos”...

Después dije: “Disfruten que su abuelo está vivo. ¡Veo que su corazón se alegra de que el abuelo de otros haya muerto!”...”


Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran

Alégrate cuando tu hijo se aleja de ti

Ya que la vida no retrocede, ni se detiene en el ayer.
Sois los arcos con los que vuestros hijos, cual fechas vivas,
son lanzados...

...hacia lo desconocido y lo inconocible. No se los impidas. Dales fortaleza, dales amor para que puedan alcanzar la estrella más distante.

Sois los arcos con los que vuestros hijos, cual flechas vivas,
son lanzados.
El arquero ve el blanco en el camino infinito, y él, con su poder,
os curva para que sus flechas vuelen veloces y lejos.

La existencia desea que te curves como un arco ante tus propios hijos porque ellos tienen que viajar muy lejos y tienes que darles la fortaleza para hacerlo.

Que la tensión que os causa la mano del arquero sea alegría...

Alégrate cuando tu hijo se aleja de ti, cuando se va volviendo un ser por sí mismo. Siéntete bendecido porque no es un idiota obediente. Excepto los idiotas, nadie es obediente.


La inteligencia implica rebelión. Siéntete bendecido y bendice al hijo al que has dado un espíritu rebelde".


Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran
http://osho-maestro.blogspot.com/

1 may. 2008

Sólo en el momento de la muerte las personas se dan cuenta de lo que han pasado por alto

"Es casi como el pez que no sabe nada del océano, pues nace en el océano, ha vivido en el océano y un día morirá en el océano. Era parte del océano, sólo una ola. No sabe nada del océano. El pez llega a conocer el océano sólo cuando un pescador lo saca del agua y lo tira sobre la arena caliente de la playa. En ese momento sabe que ha dejado su verdadero hogar, del que nunca estuvo consciente. Ahora tiene sed y trata por todos los medios de saltar al agua y regresar al océano. Fuera del océano se da cuenta de lo que ha perdido.

Sólo en el momento de la muerte las personas se dan cuenta de lo que han pasado por alto, pues la muerte, como un pescador, te saca del océano de la vida. Cuando te sacan de la vida de repente te das cuenta: "Dios mío, he estado vivo y no había tomado consciencia de estarlo. Hubiera podido bailar, hubiera podido amar, hubiera podido cantar, pero ahora es demasiado tarde". Sólo en el momento de morir las personas se dan cuenta de que han estado rodeadas continuamente de la energía eterna de la vida pero nunca participaron en ella.

Tu vida diaria es tu templo y tu religión. Actúa con conocimiento, en consciencia, y muchas cosas comenzarán a cambiar naturalmente".

Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran

En este momento puedo decir con certeza que te amo, pero en cuanto a mañana me es imposible decir que te amaré

"Cuando os separáis de vuestro amigo, lo hacéis sin aflicción, pues lo que amáis en él puede tornarse aún más claro en su ausencia...

Hay algo de verdad en esto. La mente humana es tal que comenzamos a dar todo por hecho, por lo que sólo en la ausencia nos damos cuenta de que ésa fue nuestra insensatez: dar algo por hecho.

Vivimos nuestra vida entera sin ser amistosos, sin amor, porque lo hemos dado por logrado. "Siempre son los otros que mueren; yo siempre sigo vivo". Así que postergas vivir. Y todo el mundo posterga vivir sin saber qué le depara el futuro.

Una vez más insisto y recalco: No des nada por sentado. Vive el momento. Y vivir el momento te dará la fuerza para vivir otros momentos, si llegara a haber un futuro. Tu fuerza seguirá creciendo. De otra forma... es triste que haya tantas personas que, cuando están muriendo, se dan cuenta por primera vez de que... "Dios mío, yo estuve vivo setenta años pero siempre estuve postergando. Y ahora ya no hay futuro para postergar".

Nunca hagas promesas, pues puedes no estar en capacidad de cumplirlas. Sé claro: "Yo no soy el dueño del futuro". Pero hay personas que están haciendo toda clase de promesas. Les dicen a sus amantes: "Te amaré siempre". Ésas son las promesas que se convierten en cárceles.

Dile a tus amigos, a tus amantes: "Solamente se me da un momento a la vez; ni siquiera se dan dos momentos juntos. Así que en este momento puedo decir con certeza que te amo, pero en cuanto a mañana me es imposible decir que te amaré. Ayer no estaba enamorado de ti. Tal vez mañana la fragancia del amor, tal como llegó, sin ningún preaviso, se alejará. Entonces seré esclavo de mi propia promesa, avergonzado de mis propias palabras".

Haciendo promesas, cumpliendo tu palabra... toda la humanidad se ha encarcelado. Vive, y vive plenamente, pero hazlo ahora, pues es todo lo que tienes seguro, en la mano".

Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran

El amor no es una expectativa; y cuando es una expectativa, necesariamente sigue la frustración

"Cuando era estudiante de postgrado en la universidad, había una joven muy bella que estudiaba las mismas asignaturas que yo. A lo largo de dos años estuvimos estudiando las mismas asignaturas --filosofía, religión y psicología-- y al final teníamos que marcharnos. Ella era una muchacha rica, hija de un recaudador de impuestos de la ciudad... Le tomó dos años decirme: "He estado muy frustrada. Quería que me dijeras: "Te amo".

Le dije: "El amor no es una expectativa; y cuando es una expectativa, necesariamente sigue la frustración". ¿Por qué es que todo el mundo parece tan frustrado? Por la simpre razón de que tienen demasiadas expectativas. Le dije a la muchacha: "Lo que me estás diciendo ahora has debido decírmelo apenas comenzaste a sentir amor por mí".

Y ella dijo: "Lo pasado es pasado. Ya no podemos volver a lo que fue. Pero éste es mi último día en la ciudad... Esta noche ya me habré ido. Así que reuní valor para decirte: "Te amo. ¿Puedes prometerme que cuando ames yo tendré la prioridad?".

Yo le dije: "No puedo prometerte nada sobre el futuro. El futuro es totalmente desconocido. No puedo prometer nada ni siquiera para mañana ni para el próximo instante". Para mí, prometer demuestra la debilidad de la mente. Toda promesa se convierte en problema por el simple hecho de que el futuro nos es absolutamente desconocido.

Dónde estarás mañana, nadie lo sabe. Cualquier promesa es irreligiosa, pues demuestra una mente torpe que no entiende el futuro. Una persona religiosa no puede tener expectativas porque eso tiene que ver con el futuro; tampoco puede prometer, pues también eso se relaciona con el futuro. La persona religiosa vive en el momento".

Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran

http://osho-maestro.blogspot.com

Aprender a morir en cada momento y volver a nacer en cada momento

"...Y como el fénix, renazca de sus propias cenizas.

El fénix, el pájaro mitológico, es en realidad una manera de decirte que debes aprender a morir en cada momento y volver a nacer en cada momento. Tu vida debe ser una muerte continua y una resurrección continua para que permanezcas nuevo hasta tu último aliento; de otra manera el polvo se acumula y mueres treinta o cuarenta años antes de que la gente comprenda: "Ese tipo está muerto".

Los hippies decían: "No hay que confiar en nadie que tenga más de treinta años", porque alrededor de los treinta las personas mueren y después viven cuarenta o cincuenta años más, una vida póstuma, pues la resurrección no ocurre.

Pero los hippies no fueron más que una reacción. Es por eso que no encontrarás hippies viejos. Se murieron a los treinta años y ahora están viviendo su vida póstuma muy eficientemente en el mundo del mercado. Se les olvidó todo aquello, fue sólo un sueño que todos los jóvenes tienen que tener; ahora se ríen. No es más que un recuerdo borroso.

He estado buscando a un hippie viejo, pero sin éxito. Los hippies viejos no existen por la simple razón de que no saben que no se trata de reaccionar contra la sociedad. Se trata de una transformación interior, de aprender la alquimia de morir en paz y permitir que la energía renazca --como el ave fénix-- de sus propias cenizas.

Es una de las metáforas más contundentes y significativas. No he encontrado otra metáfora tan fuerte y con tanto sentido. Es toda la filosofía de la religión: al morir y volver a nacer, permaneces siempre nuevo, siempre en flujo; no sólo no envejeces sino que creces."

Osho, Háblanos del amor. Reflexiones sobre El Profeta de Kahlil Gibran