26 oct. 2009

Cuando eres feliz,... deseas que todos sean felices

"Estas personas miserables no pueden entender a un hombre feliz, a un hombre dichoso. Y el hombre que no ha conocido la dicha, disfruta de una sola cosa: el sufrimiento de los otros. Cada mañana temprano está esperando los diarios, nada más que para saber cuántos crímenes han sido cometidos, cuántas personas han sido asesinadas, cuántas personas han cometido suicidio. Porque las buenas noticias no son noticias, sólo algunas que son malas, sólo algunas que son desgradables, son noticia...

Cuando eres feliz, sucede exactamente lo opuesto. Deseas que todos sean felices, porque tu felicidad se multiplica por cada uno que también es feliz...

Hacerle daño a los otros se torna imposible, porque es hacerle daño a tu propia felicidad. Y ayudar a las personas a ser dichosas no es un servicio que les haces a ellos, sino un servicio a ti mismo, porque su alegría va a aumentar tu alegría. Cuantas más personas sean dichosas en el mundo, más existirá una atmósfer de celebración. En esa atmósfera puedes danzar más fácilmente, puedes cantar más fácilmente".

Osho, Zarathustra, un dios que puede bailar
http://osho-maestro.blogspot.com/