10 oct. 2009

El amor debe tener lugar aquí y ahora porque no podemos concebir el momento siguiente

Mi esposa está muy enferma. Los médicos no están seguros de que se salve. ¡Me siento tan impotente...! y no sé qué puedo hacer.

"Cuando la muerte nos ronda... todo se transforma en una gran oportunidad para ser cariñosos.

Cuando pensamos que la otra persona va a vivir somos avariciosos con el amor, porque pensamos que podremos amar mañana o pasado, y la mente siempre lo pospone todo...

Pero cuando uno empieza a sentir la muerte a su alrededor... y la muerte siempre nos ronda -cualquiera puede morir en cualquier instante-... cuando sentimos que alguien está gravemente enfermo y percibimos la sombra de la muerte, entonces no hay manera de posponer. El amor debe tener lugar aquí y ahora porque no podemos concebir el momento siguiente. En el momento siguiente puede que él o ella hayan desaparecido, y por lo tanto no hay futuro...

La muerte es una gran oportunidad. Te devuelve a tu fuente de amor. Así que permanece alrededor de ella y envuélvela en tu energía amorosa. Si muere, habrá muerto en un gran espacio de amor; si sobrevive, lo hará como un ser nuevo. Ambas opciones están bien. La muerte no importa, todo lo que importa es el amor.

Así que sé cariñoso. Si ella acaba yéndose, se irá llena de amor; y cuando hay amor no hay muerte. ¿A quién le importa la muerte? ¡Uno puede morir riéndose! Si uno sabe que es amado, puede ir al encuentro de la muerte como si se tratase de una celebración. Si ella muere, morirá llena de una gran paz. Si sobrevive será una persona nueva; habrá conocido tu corazón por primera vez".

Osho, El libro de la vida y la muerte
http://osho-maestro.blogspot.com/