24 mar. 2010

Cuando uno se siente profundamente dichoso... ¿qué le puede importar nada?. No hay nada por lo que valga la pena molestarse

"Paciencia significa que has regresado a casa. Ahora nada te distrae, nada te perturba. Eres tan feliz, te sientes tan gozoso interiormente, que todo lo demás resulta irrelevante...

¿Te has fijado? Cuando eres feliz y alguien te insulta, no te enfadas. Cuando eres infeliz, te encolerizas demasiado. Eso simplemente demuestra la pura matemática de la cuestión. Cuando eres infeliz, estás dispuesto a enfadarte, estás esperando a enfadarte. Cuando eres feliz, la misma cosa no te importa.

Cuando uno se siente profundamente dichoso, cuando disfruta de cada momento de la vida como si fuese un regalo de la existencia, ¿qué le puede importar nada? No hay nada por lo que valga la pena molestarse. Estás disfrutando de algo tan preciado que todo lo demás es sencillamente irrelevante".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen