6 mar. 2010

Siempre que veas a una persona feliz, respétala; es santa

"Aprende a ser feliz y a respetar a la gente feliz, aprende a prestar más atención a la gente feliz, recuérdalo. Éste es un gran servicio a la humanidad. No seas demasiado amable con la gente que está triste. Si alguien lo está, ayúdalo, pero no seas demasiado amable. No le des la idea de que la infelicidad es valiosa. Déjale muy claro que lo ayudas pero no por respeto, sino simplemente porque está triste. No estás haciendo nada sino tratar de sacar a un hombre de su tristeza, pues la tristeza es desagradable. Permite que la persona sienta que la desolación es así, que estar desolado no es algo virtuoso, que no le está haciendo un gran servicio a la humanidad.

Sé feliz, respeta la felicidad y ayuda a la gente a entender que la felicidad es la meta de la vida... Dondequiera que esté la felicidad, está Dios. Siempre que veas a una persona feliz, respétala; es santa. Cada vez que sientas que una reunión es alegre, festiva, piensa en ella como en un lugar sagrado".

Osho, La farmacia del alma
http://osho-maestro.blogspot.com/