13 mar. 2010

Pase lo que pase, acéptalo y disfrútalo, y no hagas nada a la fuerza

"Pase lo que pase, acéptalo y disfrútalo, y no hagas nada a la fuerza. Si te apetece hablar, habla; si te apetece estar en silencio, éstate en silencio; haz caso a aquello que sientas. No hagas nada a la fuerza, ni por un instante, porque en cuanto haces algo a la fuerza te divides en dos, y eso es lo que provoca el problema, toda tu vida queda dividida.

La humanidad se ha vuelto prácticamente esquizofrénica porque nos han enseñado a actuar de forma forzada. La parte que quiere reírse y la parte que no te permite reírte se separan, y tú quedas dividido en dos. Creas un amo y un siervo y, por lo tanto, surge el conflicto...

En el zen existe un proverbio muy bello que dice:

Cuando estés sentado,
permanece sentado;
cuando camines,
camina...
Ante todo,
no dudes.

Hagas lo que hagas, hazlo de la manera más plena posible. Todo debería hacerse de una forma tan relajada que no requiriera ningún esfuerzo. Si disfrutas caminando, ¡estupendo! Si de repente te das cuenta de que ya no tienes la necesidad o el deseo de seguir andando, siéntate inmediatamente, no deberías dar ni un solo paso contra tu voluntad. Uno no debería llevarse a sí mismo a rastras".

Osho, Cara a cara con Osho. Ante todo, no dudes