18 sept. 2010

Bienaventurados los tontos

"Para gozar de la vida, uno tiene que ser un estúpido, un confiado.

Lee El idiota de Dostoievsky. El protagonista de El idiota es un personaje zen, un personaje taoísta, un príncipe que es estúpido, totalmente estúpido. Pero sus puertas están abiertas, no lucha con el mundo de ninguna manera. Está relajado. Todas las tensiones se acumulan en ti debido a la duda, todas las tensiones hacen de ti su morada debido al miedo, la inseguridad. Y tú no eres sino una pequeña ola en el océano, pero temes al océano e intentas luchar con el océano. Simplemente vas a perder una oportunidad que podría haberse convertido en una celebración, que podría haberse convertido en una fiesta.

La misma energía que podría haber reído se vuelve agria y amarga y se hace venenosa. Estar vivo... Cuando digo "estar vivo" me refiero a estar vivo en todo el espectro de la vida. Vivo para llorar y vivo para reír; vivo para llorar y vivo para amar; todo el espectro. Veo a miles de personas que viven a medias. Han escogido un determinado color del espectro y han estrechado su ser. Y ahora se están perdiendo, están perdiendo mucho, porque sólo puedes gozar de la vida cuando eres un arco iris...

Un tonto es uno que vive todo el arco iris: llora, caen las lágrimas de sus ojos, no está bloqueado de ninguna de las maneras. Puede llorar en la plaza del mercado, no se avergüenza de la vida. Vive sin vergüenza y vive totalmente. Por eso es un tonto, o se le considera un tonto. Ríe y se lo pasa bien. Es un arco iris. Y Dios llega tan sólo a aquellos que son como un arco iris.

Bienaventurados los tontos".

Osho, Dang, dang, doko dang. Charlas sobre el Zen
http://osho-maestro.blogspot.com/