26 sept. 2010

La belleza no existe en las cosas, la belleza es una proyección. La belleza no es objetiva, es subjetiva

"Eso es lo que les ocurre a todos. Cuando se enamoran por primera vez, la muchacha no es de este mundo; proviene de algún otro lugar, es una apsara, una ninfa del cielo. Pero al poco, a medida que se van conociendo, la muchacha deviene cada vez más terrena, ordinaria, casera. De pronto, ven que no hay más que una muchacha ordinaria, y entonces creen que han sido engañados, que esa muchacha los ha engañado.

Nadie te ha engañado. Tu mente proyectó; tu mente proyectó para que el deseo pudiese actuar. La belleza no existe en las cosas, la belleza es una proyección. La belleza no es objetiva, es subjetiva. Así que un día alguien parece hermoso, otro día, la misma persona parece fea. Eres tú quien proyecta, eres tú quien retira la proyección; el otro sólo hace las veces de pantalla.

Una vez que llegues a aprender que la mente proyecta la belleza y la fealdad, que la mente proyecta el bien y el mal, dejarás de proyectar. Entonces conocerás por primera vez qué es la realidad objetiva. No es buena ni mala, no es bella ni fea; simplemente es. Todas tus interpretaciones desaparecerán junto a las proyecciones".

Osho, Un pájaro al viento. La sabiduría del zen
http://osho-maestro.blogspot.com/