21 feb. 2014

No pierdas el tiempo, porque el tiempo no es dinero, ¡es vida!

         "Ahora tú eres sannyasin. Tienes la responsabilidad de cumplir tu compromiso con el sannyas, que es la meditación.
          Sin meditación no hay sannyas. Es tu propia consciencia elevándose, trascendiendo poco a poco la vibración de las cosas inferiores; esto es lo que te hace sannyasin.
          El sannyas podría definirse como una experiencia de volar hacia las estrellas.
          Siempre debes tener en mente una cosa: no puedes engañarme. Yo sé qué gente está meditando. Y quién está simplemente imitando. Y sé quiénes están aquí sin hacer nada.  No pierdas el tiempo, porque el tiempo no es dinero, ¡es vida!  Has dado un paso hacia un cambio, una transformación, y no intentes engañarme porque sólo estarás engañándote a ti mismo, no a mí.
          Un marido se quejaba de que su mujer fuera una mentirosa.
"¿Por qué lo dices?", le preguntó su amigo.
"Bueno -respondió el marido-, esta mañana ha llegado y me ha dicho que ha pasado la noche con María".
El amigo contestó: "Puede que sea verdad. ¿Cómo sabes que está mintiendo?".
"¿Cómo lo sé?  -exclamó el marido-. ¡Porque yo he pasado la noche con María!".
          Es preferible decir la verdad a que te descubran mintiendo. La mentira no es muy edificante. Pero hay millones de personas pretendiendo ser lo que no son. Espero al menos que mis seguidores sólo manifiesten lo que son".

Osho, Gozar, amar, vivir. No te tomes demasiado en serio.