29 mar. 2015

Deja que todo sea un juego.

          "El sannyas no es abandonar el mundo; es vivir en el mundo como si estuvieras fuera de él; es un "como si". Vives en el mundo, pero no estás en él; te mueves en el mundo, pero nunca, nunca das un solo paso hacia él; permaneces en el mundo, pero no permites que el mundo entre en ti.
          Los hindúes lo denominan "el fenómeno del loto": el loto vive en el agua, pero sin ser mojado...
          Un sannyasin vive en el mundo como un loto. No se aferra a nada; no tiene apegos. Goza; en realidad, tan sólo goza. Sólo él puede disfrutar, pues sin carga de deseos, sin obsesiones a la que aferrarse, deja de haber obstáculo alguno. Puede celebrar, puede gozar, puede bailar. Su regocijo es incondicional.
          Por eso califico al sannyas como "el juego último". En la periferia puede parecer serio, pero en el centro es una carcajada...
          Para mí, el sannyas es un despertar, no una huida. Es tener conciencia de todo el fenómeno vital como juego.
          Si es un juego, juégalo; eso es todo. Juégalo tan bien como sepas y mientras dure, disfrútalo. No te aferres a él, porque es un juego; no te enfades por él, porque es un juego. Y si comprendes que es un juego, ¿por qué no colorearlo?...
          Deja que tu vida esté llena de color; no quiero que carezcas de colorido, no. Me gustaría que fueras un arco iris, con los siete colores...
          Juega el juego tan bien como puedas...pero es un juego; no lo tomes en serio. Y aunque a veces es necesaria la seriedad, deja que sea un juego; nada más. A veces es necesaria. Da sabor a la vida. A veces también necesitas estar serio. Sé serio, pero nunca te pongas serio; deja que eso también sea un juego. Deja que todo sea un juego.
          Y el sannyas es el último juego. Tras él, el mundo de los juegos desaparece. Entonces surge la realidad. De manera que es, sencillamente, lo último que harás. Hazlo tan perfectamente como te sea posible: deléitate con ello, baila, conviértelo en una profunda canción, en un regocijo".

Osho, Tao. Los tres tesoros, Volumen II
http://osho-maestro.blogspot.com/