10 mar. 2015

El amor no es nada más que el murmullo del corazón.

          "Sólo el corazón amante puede alcanzar el corazón de la existencia. La mente es poco profunda y superficial, no sabe nada de alturas y profundidades. La mente es idiota, siempre es mediocre. No te puede dar ninguna perspectiva de la realidad. Para eso necesita funcionar tu corazón; el amor no es nada más que el murmullo del corazón.
          Permite que el corazón cante su canción. Aunque la mente lo condene, no te preocupes por ella. La mente lo condenará, la mente dirá: "Es irracional". Por ejemplo, cuando la situación sugiere que tú eres infeliz y comienzas a cantar una canción, la mente dirá: "Eso no está bien, así no es como tienen que ser las cosas, tienes que ser infeliz; eso es lo lógico".
          Permite que tu corazón cante, dance, se regocije. Los perros de la mente no harán más que ladrar y decir: "Es irracional, no es lo que se espera, es inmoral". Condenará toda la poesía que haya en tu interior, condenará todo el amor que haya en tu interior. Intentará por todos los medios sacarte del corazón porque todo su poder corre peligro. Pero no lo escuches; sigue cantando, sigue danzando, celebrando. Un día te sorprenderás: los perros ya no están ladrando, se han quedado muy atrás.
          El día en que eso ocurra será un día de gran bendición. Entonces comenzarán a derramarse las flores sobre ti, entonces toda la existencia comenzará a derramar todo tipo de alegrías sobre ti. Estarás conectado con el todo, te habrás convertido en un vidente. El amor te hace vidente, te da ojos".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/