21 mar. 2015

El hombre consciente se vuelve lo suficientemente valiente para aceptar el fenómeno del cambio.

"Nunca sabes lo que va a ocurrir, 
y es maravilloso que nunca lo sepas. 
Ahí radica la emoción y el éxtasis de la vida, 
en que es una sorpresa constante. 
Si fuera predecible, 
sería mecánica. 
No es predecible; 
siempre nos espera alguna sorpresa, 
y cuanto más alerta estás,  
más sorpresas hay. 
De ahí que las personas eviten ser conscientes; 
se vuelven insensibles para protegerse contra este cambio.
El hombre consciente se vuelve lo suficientemente valiente 
para aceptar el fenómeno del cambio. 
En esa misma aceptación está la dicha; 
entonces todo está bien, 
entonces nunca te sientes frustrado".

Osho, Meditaciones para empezar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/