12 ene. 2008

Simplemente siéntate y observa

"Aprende el arte de hacerlo todo sin hacer nada. Simplemente siéntate y observa. Realmente es un gran secreto. Si eres capaz de ver y observar la agitación de la mente, poco a poco, ella misma se irá calmando. Es como cuando entras en tu casa y levantas polvo; luego te sientas y el polvo del aire desaparece por sí mismo. Si empiezas a querer limpiar el polvo, levantarás más. Así que no te metas, no intentes calmar la agitación... No hagas nada; tan solo siéntate. Y sentarse así es meditación....

Te sientes enfadado.... Tan solo siéntate con los ojos cerrados.... y ¡observa! ¿Por cuánto tiempo podrás permanecer enfadado? ¡Pruébalo! De repente, al cabo de unos minutos, verás que ya no lo estás , o que la intensidad ha disminuído. O bien, puede que al cabo de media hora descubras y recuerdes de repente que estabas enfadado; te habías olvidado y pensabas en otras cosas... Si te hubieras dejado llevar por la ira, podrías haber matado a alguien o a ti mismo... o haber acabado con una relación o con el amor. Y eso es más peligroso que matar a un ser querido. Podrías haber destruído algo bonito y delicado. Simplemente sentándote se va calmando. Se calma porque hay una gran ley trabajando: la vida no tolera una agitación permanente. No puede ser permanente; sólo el descanso puede serlo. Todo se calma.... si le das tiempo; sólo se necesita tiempo".

Osho, Tao Los tres tesoros, volumen III
http://osho-maestro.blogspot.com/