16 ago. 2009

La vida es un laberinto, pero si uno continúa y persiste, un día se abre la puerta correcta

No sé qué es lo auténtico ni qué es lo falso.

"En realidad, nadie lo sabe. Hay que entender esto: que hay que vivir sin saberlo. Al vivir, poco a poco llegarás a saberlo, no hay otra manera. Uno nunca sabe qué es lo auténtico ni qué es lo falso. Vive la vida y, poco a poco, aquello que te dé felicidad será auténtico y aquello que no te dé nada más que dolor y sufrimiento será falso.

Ya sé que no hay nada claro, comprendo tu problema, y es un problema que atraviesa todo el mundo, todo el mundo está en la misma barca. Yo no pienso que seas estúpida. Es bueno que entiendas que no sabes, eso es bueno. Hay que avanzar a tientas en la oscuridad. La verdad no es algo que se te pueda dar, tienes que buscar e indagar".

Pero yo no sé dónde buscar ni cómo...

"Ama, grita, ríe, llora, danza, puedes hacer todas esas cosas. Poco a poco la sentirás".

No me siento relamente feliz ni infeliz en nada de lo que hago.

"¡Entonces eso es lo que tienes que intentar! Siéntete realmente infeliz. ¿No te has sentido nunca realmente infeliz? Pues yo te puedo conseguir a unas cuantas personas que te pueden hacer realmente infeliz, ¿quieres?" (Risa).

A menudo me sentía infeliz con mi novio en Alemania.

"¿Eras infeliz con él? En ese caso el amor te dará algo, al menos te dará infelicidad. Si puedes ser realmente infeliz, serás capaz de ser realmente feliz.

Así que, seas lo que seas, sé real. Si puedes llorar, llora de verdad. Si puedes reír, ríe de verdad, y sé auténtica. Llega al fondo de todo".

Me da mucho miedo hacerlo.

"Entonces ten miedo de verdad. ¡Eso tampoco tiene nada de malo! Implícate en todo lo que hagas, en todo lo que te apetezca ser. No te pongas a pensar en ello, vívelo. Poco a poco sentirás quién eres.

Aunque sólo llegues a saber quién eres al final de tu vida, será pronto. Así que no esperes nunca que llegue alguien al principio y te diga que esa eres tú. Si fuera tan fácil, todo el mundo lo habría sabido. Hay que luchar para saberlo, hay que andar a tientas, hay que perderse muchas veces. Hay muchos obstáculos, muchos escollos en el camino, mil puertas falsas y la puerta correcta. Es un enigma.

La vida es un laberinto, pero si uno continúa y persiste, un día se abre la puerta correcta. Ese es el premio a toda tu lucha. ¡Vida en toda su increíble gloria y esplendor!

Pero eso no es algo que se te pueda dar, tendrás que buscar e investigar. No te deprimas, así es como tiene que ser. ¿De acuerdo? ¡Bien!".

Osho, Cara a cara con Osho. El martillo en la roca
http://osho-maestro.blogspot.com/