5 ago. 2009

Un sannyasin es una nube blanca desplazándose por el cielo azul, disfrutando de cada momento que Dios le ha dado

"Un hombre que no tiene deseos no está muerto. Está más vivo aún que tú, porque su deseo se concentra en el aquí y ahora. Si está comiendo su alimento, ni siquiera puedes concebir cuán feliz se siente al ingerir su ordinario alimento: sólo pan con manteca. Todo su ser está allí: no se está tirando la comida a la boca.

Un hombre que vive en el futuro nunca come bien. Simplemente, se tira la comida a la boca. No le interesa comer, porque a su mente sólo le preocupa el futuro. Vive en la ambición. No puede comer bien; puede pensar qué va a comer mañana, pero no puede comer en este momento. Puede imaginar el tipo de comida que consumirá mañana, y dónde comerá, pero el hoy está vacante y vacío. Y cada mañana, desafortunadamente, se convierte en hoy. Así desperdicia toda su vida...

...un sannyasin no es un hombre que ha eliminado sus deseos, sino un hombre que ha traído toda su fuerza deseante al aquí y ahora. Vive en forma absoluta. En cualquier cosa, está totalmente comprometido. No deja nada por detrás. No está dividido. Al comer, se transforma en el comer; mientras hace el amor, se convierte en el amor; al moverse, se transforma en el movimiento...

Un sannyasin es una nube blanca desplazándose por el cielo azul, disfrutando de cada momento que Dios le ha dado, disfrutando de cada gracia que le llega".

Osho, Mi camino. El camino de las nubes blancas
http://osho-maestro.blogspot.com/