20 ago. 2009

Una educación real ayudará a la gente a descubrir su vida, y a vivirla plenamente

"La educación no debe ser competitiva, la gente no debería medirse entre sí. La competitividad es muy violenta y muy destructiva. Si alguien no es bueno en matemáticas tú le llamas mediocre. Puede que sea un buen carpintero, pero nadie lo apreciará. Si alguien no es bueno en literatura tú le llamas estúpido; pero puede que sea bueno en la música, en la danza.

Una educación real ayudará a la gente a descubrir su vida, y a vivirla plenamente: si un hombre ha nacido para ser carpintero, eso es exactamente lo que tiene que hacer, nadie debe obligarle a que haga otra cosa. Este mundo puede convertirse en un mundo magnífico e inteligente si al hombre se le permite ser él mismo, si se le ayuda a ser él mismo, si se le apoya de todas las formas posibles para que sea él mismo, y nadie viene a meterse, a interferir; de hecho nadie manipularía al niño. Si él quiere ser bailarín está bien; los bailarines son necesarios, este mundo necesita mucha danza. Si quiere ser poeta, bien; se necesita mucha poesía, nunca hay suficiente. Si quiere ser carpintero o pescador, perfecto. Si quiere ser leñador, perfecto. No hace falta que llegue a ser presidente o primer ministro; de hecho, si menos gente se interesara en esas metas sería una bendición.

Ahora mismo todo está al revés. El que quería ser carpintero se ha hecho médico, el que quería ser médico se ha hecho carpintero...; todo el mundo está ocupando el lugar de algún otro".

Osho, La transformación tántrica
http://osho-maestro.blogspot.com/